En niños con Trastornos Generalizados del Desarrollo | 13 JUN 16

Efectos electrocardiográficos del Aripiprazol

El aripiprazol no tuvo efectos significativos sobre el intervalo QTc, por lo que puede considerarse un fármaco de bajo riesgo para la aparición de torsade de pointes y muerte súbita.
Autor/a: Ho JG, Caldwell RL, Stigler KA y colaboradores Fuente: Journal of Child and Adolescent Psychopharmacology 22(4):1-7, Ago 2012 The Effects of Aripiprazole on Electrocardiography in Children with Pervasive Developmental Disorders

Introducción

El aripiprazol es uno de los antipsicóticos de segunda generación más nuevos; está aprobado para el tratamiento de la esquizofrenia en adultos. Actúa como agonista parcial de los receptores dopaminérgicos D2 en dosis bajas, como antagonista de los receptores dopaminérgicos D2 en dosis más altas, como agonista parcial de los receptores serotoninérgicos 5-HT1A y como antagonista de los receptores 5-HT2A. Por ende, funciona como un estabilizador del sistema dopamina-serotonina.

Las indicaciones de aripiprazol en adultos incluyen también el trastorno bipolar tipo I y el trastorno depresivo mayor. Sus indicaciones pediátricas incluyen la esquizofrenia (en pacientes de 13 a 17 años), episodios maníacos o mixtos relacionados con el trastorno bipolar tipo I (en pacientes de 10 a 17 años) y la irritabilidad asociada con el trastorno autista (en pacientes de 6 a 17 años). Además, se ha sugerido que el aripiprazol puede ayudar a reducir la irritabilidad en pacientes pediátricos con trastornos generalizados del desarrollo no especificados (TGD-NE) y el síndrome de Asperger.

En el electrocardiograma (ECG), el intervalo QT representa la despolarización y repolarización ventricular cardíaca a la línea basal. Es sabido que ciertos antipsicóticos bloquean las corrientes de potasio. El bloqueo de algunas corrientes de potasio retrasa la repolarización cardíaca y produce una prolongación del intervalo QT, que se asocia con mayor riesgo de arritmias, específicamente un tipo de arritmia denominada torsade des pointes (TdP) que puede llegar a la muerte súbita.

En diversos estudios en adultos se encontró una tasa de mortalidad del 10% al 17% relacionada con la TdP. La medición del intervalo QT corregido (QTc) podría predecir el riesgo que tiene un individuo de presentar arritmias y muerte súbita posterior. Históricamente, los valores normales del QTc se han fijado en 450 ms para los hombres y 460 ms para las mujeres. Se considera que los valores de QTc > 500 ms, o su incremento en > 60 ms del valor basal, implican mayor riesgo de aparición de TdP.

Desde hace tiempo, la incidencia de muerte súbita asociada con los antipsicóticos es causa de preocupación acerca de sus posibles efectos a nivel cardíaco, por lo que se han realizado ensayos que buscan cambios en el ECG, más específicamente, la prolongación del intervalo QTc. La incidencia de prolongación del intervalo QT con los antipsicóticos típicos es de aproximadamente el 10%, con la aparición de TdP en 1 de cada 10 000 usuarios.

La incidencia de muerte súbita cardíaca entre los sujetos que reciben antipsicóticos duplica la de la población general. Algunas características están más relacionadas con el riesgo de prolongación farmacológica del intervalo QT: sexo femenino, bradicardia, QT basal prolongado, alteraciones electrolíticas, uso de diuréticos, uso de medicamentos en dosis altas, administración intravenosa rápida, uso de fármacos que interfieren con el metabolismo del sistema enzimático citocromo P450, hipertrofia cardíaca y factores genéticos.

También se ha comprobado que los antipsicóticos pueden causar prolongación del intervalo PR, depresión del segmento ST y embotamiento de la onda T en el ECG. Con respecto al aripiprazol, hasta el momento no se han encontrado datos clínicos que demuestren una prolongación del intervalo QTc en los adultos, y no se han realizado estudios que valoren los parámetros electrocardiográficos en pacientes pediátricos.

El objetivo de este ensayo fue evaluar el riesgo del aripiprazol de producir eventos cardíacos repentinos en niños en tratamiento con esta droga. La hipótesis inicial fue que no habría cambios significativos en el ECG, tanto en el intervalo PR, en el complejo QRS y en el intervalo QTc.

Materiales y métodos

Los expertos diseñaron un ensayo prospectivo de 14 semanas de duración, con 25 niños y jóvenes de 5 a 17 años con TGD-NE o síndrome de Asperger, que recibieron aripiprazol como estrategia terapéutica para la irritabilidad. Los participantes debían tener una edad mental de por lo menos 18 meses, estar físicamente saludables y libres de cualquier tipo de psicotrópico durante al menos 2 semanas antes del inicio del estudio.

Otros criterios de inclusión fueron un puntaje > 4 en la escala Clinical Global Impressions-Severity (CGI-S), que corresponde a la categoría “moderadamente enfermo”) centrada específicamente en los síntomas de irritabilidad (agresión, autolesiones y rabietas), y un puntaje > 18 en la Aberrant Behavior Checklist-Irritability (ABC-I). Se excluyeron los pacientes con comorbilidades psiquiátricas, crisis epilépticas, enfermedades clínicas graves, embarazo o antecedentes de síndrome neuroléptico maligno.

A cada paciente se le abrió una historia clínica y se le realizó un examen psiquiátrico completo antes del inicio del estudio. Los controles consistieron en una visita inicial y visitas de seguimiento programadas cada 2 semanas, en las que se registraron los signos vitales y se determinaron la altura y el peso. La visita final se programó dentro de la semana 14. En las visitas inicial y final se realizó un examen físico y un ECG de 12 derivaciones.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024