Altamente relacionado con el síndrome metabólico | 11 MAR 15

Hígado graso y enfermedad cardiovascular

Tiene una alta prevalencia: la sufre entre el 20% y 30% de la población e irá en aumento por su estrecha relación con la obesidad y la diabetes.
Fuente: Revista española de enfermedades digestivas 

La Enfermedad Hepática por depósito graso puede derivar en cirrosis o cáncer hepático y también aumenta el riesgo de padecer otros cánceres y de enfermedad cardio-vascular.

España es pionera en la investigación de la enfermedad metabólica hepática y en el desarrollo de técnicas diagnósticas no invasivas.

La enfermedad hepática por depósito de grasa no alcohólica empieza con la aparición de grasa en el hígado debida a una alteración metabólica (obesidad, diabetes, colesterol) lo que se denomina hígado brillante. Esta anomalía se detecta fácilmente y no debe representar mayor inquietud. Sin embargo, “un 10% de estos pacientes muestran además de hígado graso, una inflamación y en estos casos la enfermedad puede derivar en cirrosis, cáncer hepático, y aumentar el riesgo de enfermedad coronaria y vascular y de padecer otros tumores como cáncer de mama o cáncer de colon”, explica el Dr. Manuel Romero, especialista en Aparato Digestivo y experto de la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD).

El estudio “Association of NAFLD with subclinical aterosclerosis and coronary-artery disease: meta-analysis” recientemente publicado en la Revista Española de Enfermedades Digestivas (REED), órgano de expresión de la SEPD, en el que ha participado este experto, analiza la asociación entre enfermedad hepática por depósito de grasa no alcohólica con la aparición de arterosclerosis y enfermedades cardiovasculares altamente relacionadas con el síndrome metabólico.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021