Campaña "Elegir sabiamente" | 02 MAR 15

5 cosas a evitar en infectología

Recomendaciones de la Sociedad Americana de Infectología acerca del uso prudente y racional de los antibióticos en situaciones frecuentes de la práctica diaria..

 

 


 

1. No trate la bacteriuria asintomática con antibióticos.

El uso inadecuado de antibióticos para tratar la bacteriuria asintomática o el hallazgo de un número significativo de bacterias en la orina que ocurre sin síntomas como ardor o micción frecuente, es un importante contribuyente al uso excesivo de antibióticos en los pacientes.

Con la excepción de las embarazadas, los pacientes sometidos a cirugía de próstata u otra cirugía urológica invasiva y los pacientes con trasplante de riñón o de páncreas dentro del primer año de recibir el trasplante, el uso de antibióticos para tratar la bacteriuria asintomática no es clínicamente beneficioso y no mejora la morbilidad o la mortalidad.

La presencia de un catéter urinario aumenta el riesgo de bacteriuria, sin embargo, el uso de antibióticos no disminuye la incidencia de la infección sintomática asociada a catéter urinario (infección urinaria), y a menos que haya síntomas relacionados con el tracto urinario o síntomas sin causa identificable, asociados al catéter, la bacteriuria asintomática no requiere la detección ni el tratamiento antibiótico.

El tratamiento excesivo de la bacteriuria asintomática con antibióticos no sólo es costoso,  también puede conducir a la infección por Clostridium difficile y a la aparición de patógenos resistentes lo que plantea plantear cuestiones relacionadas con la seguridad y calidad de vida  del paciente.


2. Evite la prescripción de antibióticos para las infecciones del tracto respiratorio superior.

La mayoría de las infecciones agudas del tracto respiratorio superior son de etiología viral por lo que el uso de un tratamiento antibiótico resulta ineficaz, inadecuado y potencialmente perjudicial.

Sin embargo, la infección demostrada por el Estreptococo Grupo A (faringitis estreptocócica) y la tos ferina (tos convulsa) sí deben tratarse con terapia antibiótica.

El tratamiento sintomático para las infecciones del tracto respiratorio superior debe ser dirigido a maximizar el alivio de los síntomas más prominentes. Es importante que los profesionales de la salud tengan un diálogo con sus pacientes y proporcionen educación sobre las consecuencias del mal uso de los antibióticos en las infecciones virales, que pueden conducir a un aumento de los costos, de la resistencia a los antimicrobianos y a los efectos adversos.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023