Son mayores en los niños obesos | 16 DIC 14

Las recompensas que el cerebro obtiene del azúcar

La prevención debe comenzar muy pronto, plantea una investigadora.

Robert Preidt

Los cerebros de los niños obesos muestran una respuesta de mayor potencia al azúcar que los de los niños con un peso saludable, señala un estudio reciente.

Los hallazgos respaldan la teoría de que los niños obesos muestran una recompensa más alta a los alimentos, y de que sus cerebros podrían estar conformados de una forma que les hace desear unas mayores cantidades de azúcar, apuntaron los investigadores.

"La moraleja es que los niños obesos, en comparación con los de peso saludable, presentan unas mayores respuestas cerebrales al azúcar", apuntó en un comunicado de prensa de la Universidad de California la primera autora, Kerri Boutelle, profesora del departamento de psiquiatría en la universidad.

"Que podamos detectar esas diferencias cerebrales en niños de apenas ocho años de edad es la parte más sorprendente y clínicamente significativa del estudio", añadió Boutelle, fundadora del Centro de Investigación en Salud, Alimentación y Actividad de la universidad.

Para el estudio, que aparece en la edición en línea del 11 de diciembre de la revista International Journal of Obesity, los investigadores escanearon los cerebros de 23 niños de 8 a 12 años de edad mientras saboreaban agua azucarada.

En comparación con los niños con un peso saludable, los niños obesos mostraron una mayor actividad en áreas del cerebro que tienen que ver con la percepción, la emoción, la consciencia, el gusto, la motivación y la recompensa, halló el estudio.

"Cualquier experto en obesidad señalará que perder peso es difícil y que la batalla se tiene que ganar mediante la prevención", afirmó Boutelle. "El estudio es una llamada de alarma de que la prevención tiene que comenzar muy pronto, porque algunos niños quizá nazcan con una hipersensibilidad a las recompensas de la comida, o tal vez puedan aprender una relación entre la comida y sentirse mejor antes que otros niños".

Más o menos una tercera parte de los niños estadounidenses tienen sobrepeso o son obesos. La investigación muestra que del 80 al 90 por ciento de los niños obesos se convierten en adultos obesos.

FUENTE: University of California, San Diego

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022