Entrevista al Dr. Gonzalo Grazioli (Hospital Clinic de Barcelona) | 25 AGO 14

Muerte súbita en el deporte: prevalencia, causas y estrategias de prevención

Un fenómeno que causa preocupación en todos los sectores, cómo actuar basado en las mejores evidencias disponibles.
Fuente: IntraMed 

La muerte súbita en el deporte es un tema que ocasiona honda preocupación médica y social. Los casos que toman estado público resultan siempre dramáticos y conmovedores. Es por ello que el diseño de estrategias preventivas basadas en evidencias científicas se ha convertido una imperiosa necesidad. IntraMed ha realizado una entrevista con un experto en el tema, el Dr. Gonzalo Grazioli MD, MTSAC. Cardiólogo del Hospital Clinic de Barcelona. Consell Català de l’Esport.


Entrevista

¿Cuál es la prevalencia de la muerte súbita en deportistas?

La prevalencia se estima entre 1-2 por cada 100.000 deportistas, por lo que comparado con otras enfermedades se puede decir que es baja, sin embargo el impacto social que esta causa por lo inesperada y que se produce en personas jóvenes es de gran relevancia. La estimación de la prevalencia es variable según las diferentes poblaciones analizadas en Europa12345 o USA6; siendo la edad media y el sub-registro de muerte súbita las principales causas de variación de la prevalencia entre los estudios realizados.

¿Cuáles son las causas más frecuentes que se han identificado?

Un metanálisis de los 6 estudios citados anteriormente que valoraron muerte súbita en el deporte nos expresa estos resultados:

¿Cuáles son los deportes donde ocurre con mayor frecuencia?

Los deportes “acíclicos”; es decir los que tienen un rápido ascenso de la frecuencia cardiaca, como son el futbol o basquetbol; son aquellos en los que se registró un mayor número de muertes súbitas. Pero también se observa una relación con el número total de deportistas según el país, y como ejemplo de esto podemos mencionar el futbol americano que es la primer causa en USA6.

¿De qué modo resulta razonable ejercer su prevención?

El modelo de screening pre-participativo sugerido por la Sociedad Europea de Cardiología7 es el más usado a nivel mundial, el mismo consiste en la realización de:

1) Historia familiar y personal
2) Examen físico
3) ECG

Reservando una segunda línea de estudios si el screening básico se encuentra alterado, con estudios complementarios como el ecocardiograma, prueba de esfuerzo, Holter 24 horas, RMN cardíaca o estudio electrofisiológico.

¿Qué estudios complementarios han demostrado su efectividad para la detección de grupos de riesgo?

En primer lugar ECG, con un 95% de sensibilidad para el diagnóstico de miocardiopatía hipertrófica8, >50% para la displasia arritmogénica del ventrículo derecho9 y alta para las canalopatías como el síndrome de Brugada10 o el QT largo11. Si bien es cuestionado en USA por el costo-efectividad, esto posiblemente se halla en relación al sub-registro de incidencia de muerte súbita en el deporte en ese país, que la estimada menor a 1 por cada 100.000 deportistas12.

En segundo lugar, el ecocardiograma, que el uso podría ser útil en jóvenes y como método de screening al menos un vez en la vida13, con especial utilidad en la elevada sensibilidad que presenta para detectar las anomalías coronarias, la hipertrofia ventricular y la patología aórtica.

¿Cuál sería la actitud apropiada ante el deporte en personas con diagnóstico de patología cardiaca?

Un reciente trabajo del grupo de cardiología deportiva de la Sociedad Europea de Cardiología14 aporta recomendaciones para el deporte recreativo que en recomendaciones previas no habían sido incorporados, como así también el deporte competitivo.

También esta publicación agrega un cambio de utilidad práctica en el momento de dar una recomendación médica para la realización de deportes, ya que mantiene el componente estático de clasificación Mitchell pero cambia el componente dinámico de la clasificación de por el porcentaje de frecuencia cardiaca máxima obtenido en una prueba de esfuerzo con gases o bien con el equivalente en la escala de Borg de esfuerzo percibido.

¿Cuál es la importancia de otros factores no cardiacos como desencadenante de muerte súbita en el deporte, como la hiponatremia y el golpe de calor?

Presentan una gran importancia, si bien en la mayor serie de muerte súbita en maratón se describió un 7% de hiponatremia15, este resultado podría estar subestimado debido a que se registraron las hiponatremia severas (Na < 120 mEq); pero aún no se sabe el rol de la hiponatremia moderada (Na 120-130 mEq) como factor facilitador de arritmia asociada con patología cardiaca previa.

En relación a los golpes de calor (heat stroke) una reciente publicación16 sugiere que son mucho más frecuentes que las patologías cardiacas que traen complicaciones, y que la prevención del mismo como así el diagnóstico precoz presenta utilidad para disminuir las complicaciones que requieren de cuidados intensivos o bien la muerte post-carrera del deportista.

¿Resulta costo-efectivo contar con desfibriladores y personal entrenado en RCP en campos deportivos?

Resulta difícil contestar con evidencia científica esta pregunta debido a la baja incidencia de la muerte súbita en el deporte y los escasos estudios que reportan el porcentaje de paros cardíacos reanimados4; pero si resulta evidente que la presencia de personas entrenadas en RCP y un desfibrilador aumenta la posibilidad de sobrevida cerca de 4 veces; por esta razón la recomendaciones de la Sociedad Europea de Cardiología17 en los estadios y la FIFA18 en las canchas de fútbol sugieren el entrenamiento en RCP y la presencia de un desfibrilador automático externo.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022