Protege el cerebro | 22 JUL 14

La aparición de la hipertensión a edad avanzada

Cuando la hipertensión aparece después de los 80 años, un estudio sugiere que lo mejor para el cerebro sería ignorarla.
Fuente: Reuters 

Por Megan Brooks NUEVA YORK (Reuters Health)

Los autores hallaron que la presión de reciente aparición en un grupo que tenía 80 años o más no es un factor de riesgo de demencia. De hecho, protegería del deterioro cognitivo.

La doctora Maria Corrada, de University of California, Irvine, presentó los resultados durante la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer, en Copenhague, Dinamarca.

"Desarrollar hipertensión a edad avanzada serviría para conservar la función cognitiva a través de los mecanismos que están asociados con la perfusión cerebral, la enfermedad vascular u otros trastornos. Hay que comprender esos mecanismos porque las recomendaciones para mantener la presión saludable en las personas más grandes serían distintas a las que se aplican a los más jóvenes", agregó Corrada en una declaración oficial de la conferencia.

Los resultados surgen del Estudio sobre Mayores de 90, una investigación poblacional longitudinal con mayores de 90 años que habían participado del Estudio de Cohorte sobre el Ocio que comenzó en 1981. Los autores estimaron la edad de aparición de la hipertensión al combinar los datos de ambas cohortes obtenidos 20 años antes. El análisis se concentró en 625 participantes del Estudio sobre Mayores de 90 sin demencia en la primera consulta. El seguimiento duró hasta 10 años (2,8 en promedio). En ese período, 259 participantes desarrollaron demencia.

El equipo observó que en aquellos que desarrollaban hipertensión entre los 80 y 89 años, el riesgo de demencia caía significativamente (HR=0,59) con respecto del grupo sin hipertensión. Cuando la hipertensión aparecía a los 90 o más, el riesgo disminuía aún más (HR=0.45). Los resultados se mantuvieron aun tras controlar el tratamiento antihipertensivo, la presión y los antecedentes de ACV o enfermedad cardíaca.

Para Corrada, estos resultados surgen de la información que aportaron los participantes sobre la aparición de la hipertensión, además de las determinaciones reales de la presión realizadas cuando los participantes ingresaron al Estudio sobre Mayores de 90. "Y lo que observamos es una tendencia a la disminución del riesgo de demencia cuando aumentan los valores de presión. El riesgo más bajo se registró en el grupo con los valores más altos de presión, lo que aquí es estadio dos de la hipertensión".

El doctor William Klunk, vicepresidente del Consejo Asesor Médico y Científico de la Asociación de Alzheimer, comentó sobre los resultados. "Aunque hay evidencia de que la hipertensión en la mitad de la vida es malo para la salud por distintos motivos (no sólo para el corazón, sino también para el cerebro), cuando se trata de los valores normales no sería lo mismo para todas las edades. Quizás tendríamos que ajustar a la edad lo que consideramos valores óptimos de presión", dijo.

Los Institutos Nacionales de Salud, la Asociación de Alzheimer y Earl Carroll Trust Fund financiaron el estudio. Los autores declararon no tener conflictos de interés.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023