Síntesis de la nueva Guía NICE | 04 AGO 14

Modificación de lípidos en prevención primaria y secundaria

Las recomendaciones del NICE basadas en evidencias para la reducción del riesgo cardiovascular a través de la modificación de los lípidos.
INDICE:  1.  | 2. Referencias

La enfermedad cardiovascular (ECV) es la principal causa de muerte en Inglaterra y Gales, lo que representa casi un tercio de las muertes. Una actualización del National Institute for Health and Care Excellence (NICE) (publicada en 2008)1 fue necesaria a la luz de nuevas evidencias sobre la eficacia y seguridad del tratamiento con estatinas,2 sobre los efectos de la combinación de estatinas con fármacos no estatinas, 3 4 5 y en las herramientas de evaluación de riesgos nuevos para la predicción del riesgo de CVD.6

Desde la directriz anterior las estatinas se han hecho disponibles como medicamentos genéricos, lo que ha cambiado la relación coste-eficacia del tratamiento con estatinas. El alcance de la actualización incluye la evaluación del riesgo para las enfermedades cardiovasculares y el uso de la modificación de los lípidos en personas con diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 y enfermedad renal crónica.

En este artículo se resumen las recomendaciones más recientes de la guía NICE sobre la modificación de lípidos: la evaluación del riesgo cardiovascular para la prevención primaria y secundaria de enfermedad cardiovascular.7


Recomendaciones

Las recomendaciones del NICE se basan en revisiones sistemáticas de la mejor evidencia disponible y en la consideración explícita de la relación coste-eficacia. Cuando no existe una evidencia mínima disponible, las recomendaciones se basan en la experiencia y en la opinión de lo que constituye una buena práctica de acuerdo al grupo elaborador. Los niveles de evidencia para las recomendaciones se dan en cursiva entre paréntesis.

Evaluación del riesgo de enfermedades cardiovasculares

Utilice la herramienta de evaluación QRISK2 para evaluar el riesgo de ECV en la prevención primaria de las enfermedades cardiovasculares en la población general6, incluyendo a las personas con diabetes tipo 2. El QRISK2 no se puede utilizar en personas mayores de 84 años de edad.

Las herramientas de evaluación del riesgo disponibles no evalúan adecuadamente el riesgo en algunas personas. No utilice una herramienta de evaluación de riesgo para evaluar el riesgo de  enfermedades cardiovasculares en personas con:

•    Diabetes Tipo 1

•    Evidencia de una tasa estimada de filtración glomerular (TFG) de menos de 60 ml/min/1.73 m2 o albuminuria (o ambos).

•    Enfermedad cardiovascular preexistente.

•    Hipercolesterolemia familiar u otros trastornos hereditarios del metabolismo de los lípidos.

Utilice juicio clínico para interpretar las puntuaciones de ECV de las herramientas de evaluación de riesgo de ECV que sólo proporcionan un valor aproximado para el riesgo de ECV.

El riesgo de ECV puede ser subestimado en personas con condiciones médicas subyacentes o tratamientos. Estos grupos incluyen:

•    Las personas que reciben tratamiento para el VIH.

•    Las personas con graves problemas de salud mental.

•    Las personas que toman medicamentos que pueden causar dislipidemia tales como fármacos antipsicóticos, corticosteroides o inmunosupresores.

•    Las personas con trastornos de inflamación sistémica como el lupus eritematoso sistémico.

•    Las personas que ya están tomando antihipertensivos o agentes modificadores de los lípidos.

•    Las personas que han dejado de fumar recientemente.

•    Personas severamente obesas (índice de masa corporal superior a 40).

(Nuevas recomendaciones.) [Basadas en estudios de cohortes de baja calidad y en la experiencia y la opinión del Grupo de Desarrollo de la Guía (GDG)]


La comunicación sobre la evaluación y tratamiento de riesgos

Dedique un tiempo adecuado durante la consulta para proporcionar información sobre la evaluación del riesgo y use un lenguaje libre de jerga cotidiana para comunicar la información sobre el riesgo.

Ofrecer información a las personas acerca de su riesgo absoluto de ECV, de los beneficios absolutos y de los daños de una intervención durante un período de 10 años. Esta información debe brindarse en una forma que:

•    Presente escenarios de riesgo y de prestaciones individualizadas.

•    Presente el riesgo absoluto de eventos numéricamente.

•    Utilice diagramas y textos apropiados.

Para animar a la gente a participar en la reducción de su riesgo de enfermedades cardiovasculares:

•    Averigüe lo que ya le han dicho acerca de su riesgo de enfermedades cardiovasculares y cómo se sienten acerca de eso.

•    Explore sus creencias sobre lo que determina el futuro de la salud (esto puede afectar su actitud ante el cambio de riesgo).

•    Evaluar su disposición a cambiar su estilo de vida (dieta, actividad física, tabaquismo y consumo de alcohol), para someterse a las investigaciones, y para tomar medicamentos a largo plazo.

•    Evaluar su confianza en hacer cambios en su estilo de vida, realizarse estudios y tomar drogas.

•    Informarles acerca del potencial de gestión de futuro en base a la evidencia actual y a las mejores prácticas conocidas.

•    Hágalos participar en el desarrollo de un plan de gestión compartida.

•    Verifique con ellos que hayan entendido lo que se ha discutido.

(Estas son recomendaciones de la Guía de 2008)


Dieta cardioprotectora para la prevención de las enfermedades cardiovasculares

Tener en cuenta en el tratamiento de las personas individuales las circunstancias-por ejemplo, las drogas, las comorbilidades y otros factores de estilo de vida- al dar consejos dietéticos.

Asesorar y estimular a las personas en situación de riesgo de enfermedades cardiovasculares, o a aquellos con enfermedades cardiovasculares, a:

  • Reducir el consumo de grasas saturadas de origen animal: esto también reduce los niveles de grasa monoinsaturadas.
     
  • Reemplazar las grasas saturadas y monoinsaturadas por aceite de oliva, aceite de colza, o preparados para untar a base de estos aceites y utilizarlos en la preparación de alimentos.
     
  • Elija variedades integrales de alimentos con almidón.
     
  • Reducir la ingesta de azúcar y productos alimenticios que contienen azúcares refinados, incluyendo la fructosa.
     
  • Coma al menos cinco porciones de frutas y verduras al día.
     
  • Comer al menos dos porciones de pescado a la semana, incluyendo una porción de pescado azul (las mujeres embarazadas deben limitar el pescado azul a no más de dos porciones a la semana y evitar el marlín o pez vela, tiburón y pez espada).
     
  • Coma por lo menos de cuatro a cinco porciones de nueces sin sal, semillas y legumbres a la semana.
     
  • No aconsejar a la gente a tomar alimentos o suplementos enriquecidos con estanoles y esteroles vegetales, porque no hay evidencia de beneficio en los resultados de ECV.

(Nuevas recomendaciones.) [Basadas en estudios de baja y muy baja calidad de ensayos controlados aleatorios y en la experiencia y la opinión del GDG]


Medición de los lípidos y derivación al especialista

Medida de un perfil lipídico completo antes de comenzar la terapia de modificación de lípidos: concentraciones de colesterol total, lipoproteínas de alta densidad (HDL) colesterol, no HDL-colesterol y triglicéridos). No se necesita una muestra de ayuno.

No utilice los valores de corte de lípidos solos para juzgar la probabilidad de un trastorno lipídico familiar sino combinados con los hallazgos clínicos y con la historia familiar.

Excluir posibles causas secundarias comunes de dislipidemia (como el exceso de alcohol, la diabetes no controlada, hipotiroidismo, enfermedad hepática y síndrome nefrótico) antes de remitir para su revisión al especialista.

Si la concentración de colesterol total es de más de 7,5 mmol  (289,9 mg / dL) y la persona tiene antecedentes familiares de enfermedad coronaria prematura, considere la posibilidad de hipercolesterolaemia familiar.8   

Si la concentración de colesterol total es de más de 9,0 mmol / L (348 mg/dl), o la concentración no-HDL-colesterol es más de 7.5 mmol / L (289.9 mg/dl), referir a la persona a la atención especializada, incluso en ausencia de una historia familiar de primer grado de enfermedad coronaria prematura.

Si la concentración de triglicéridos es mayor de 20 mmol / L (1770 mg / dL) y no es el resultado de un exceso en el consumo de alcohol o un mal control de la glucemia, referir a la persona a la atención especializada.

Si la concentración de triglicéridos es 10-20 mmol / l (885 a 1770 mg/dl), repetir la medición con una prueba de ayuno (después de un intervalo de cinco días, pero dentro de dos semanas) y evalúe posibles causas secundarias de hiperlipidemia. Busque el consejo del especialista si la concentración de triglicéridos se mantiene por encima de 10 mmol / L (885 mg/dl).

Si la concentración de triglicéridos es 4.5 a 9.9 mmol / L, (398,58 a 876.88 mg/dl) el riesgo de enfermedad cardiovascular puede ser subestimado por las herramientas de evaluación de riesgo.

(Nuevas recomendaciones.) [Basado en la experiencia y la opinión del GDG]


Estatinas para la prevención de las enfermedades cardiovasculares

Para el propósito de la guía, las estatinas se agrupan en tres categorías de intensidad diferente de acuerdo con el porcentaje de reducción en el colesterol (lipoproteínas de baja densidad LDL). Esta agrupación se acordó por consenso informado por los análisis en la literatura.9

La decisión sobre si se debe iniciar el tratamiento con estatinas debe hacerse después de una discusión informada entre el clínico y la persona sobre los riesgos y beneficios del tratamiento con estatinas, teniendo en cuenta factores como los beneficios potenciales de las modificaciones de estilo de vida, la preferencia del paciente, las comorbilidades, la polifarmacia, en general, la fragilidad y la esperanza de vida.

Antes de indicar estatinas realice análisis básicos de sangre, una evaluación clínica y el tratamiento de las comorbilidades y de las causas secundarias de dislipidemia. Incluya todo lo siguiente en la evaluación:

  • Tabaquismo
  • Consumo de alcohol
  • Presión arterial
  • Índice de masa corporal u otra medida de obesidad 11
  • Colesterol total, colesterol no HDL, HDL-colesterol y triglicéridos
  • Hemoglobina glicosilada (HbA1c)
  •  Función renal y filtrado glomerular estimado
  • Transaminasas (alanina aminotransferasa o aspartato aminotransferasa)
  • Hormona estimulante de la tiroides (TSH)
 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022