Estudio comparativo | 04 JUL 14

El chocolate amargo mejora la marcha en arteriopatía periférica

Incrementan el tiempo de marcha.
Fuente: Reuters 

Por Andrew M. Seaman

NUEVA YORK (Reuters Health) - Los adultos mayores que tienen problemas para desplazarse debido a la mala circulación sanguínea hacia sus piernas podrían tener la posibilidad de caminar más y recorrer distancias más largas después de comer chocolate amargo, según revela un pequeño estudio realizado en Italia.

Las personas con enfermedad arterial periférica (EAP) que durante la investigación comieron una barra de chocolate amargo pudieron aumentar levemente el tiempo y la distancia al caminar un par de horas después, a diferencia de los participantes que comieron chocolate con leche, según los investigadores.

"Los nutrientes son componentes clave de salud y enfermedad", afirmó el autor principal del estudio, doctor Lorenzo Loffredo, de la Universidad de la Sapienza, Roma.

Con su equipo publica en Journal of the American Heart Association que los polifenoles, que son mucho más abundantes en el chocolate amargo que en la versión con leche, podría haber influido en el mejor desempeño.

"Ante la presencia de ateroesclerosis, seguir una dieta adecuada es fundamental para reducir la carga de la enfermedad vascular", escribió Loffredo en un correo electrónico.

El facultativo dijo que el estudio respalda la idea de que el consumo de nutrientes ricos en polifenoles mejoró la circulación sanguínea de las piernas.

Los investigadores sostienen que uno de cada cinco personas mayores de 70 años que viven en países occidentales tiene EAP. Además de ser un factor de riesgo de infartos y accidentes cerebrovasculares, la EAP puede provocar dolores en las piernas y calambres al caminar.

Para el estudio, los autores reclutaron a 14 hombres y seis mujeres de poco menos de 70 años, en promedio, y les pidieron que caminaran en una cinta por todo el tiempo que pudieran.

La máquina estaba programada a 3,5 kilómetros por hora y con una inclinación del piso de un 12 por ciento.

Luego, al azar, los participantes comieron una barra de chocolate amargo o con leche y repitieron la prueba dos horas más tarde.

El tiempo y la distancia recorrida no variaron entre el grupo que había consumido chocolate con leche. Sin embargo, los que comieron el chocolate amargo pudieron caminar 17 segundos más y 11,8 metros más que en su primera prueba.

Los investigadores también midieron un tipo de gas en la sangre que ha sido vinculado a un mejor flujo sanguíneo y hallaron que era mayor entre los que consumieron chocolate amargo frente a los que comieron chocolate con leche.

El doctor Thom Rooke, cardiólogo de la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, dijo que el efecto en el andar parecía ser pequeño y que no sería particularmente notorio para las personas comunes.

"Esto es interesante y casi con certeza tiene alguna validez científica", sostuvo.

"No me sorprende para nada que cosas en el chocolate amargo cambien cosas en nuestra sangre que sean capaces de hacer que nuestros vasos sanguíneos se expandan o contraigan. Pero pienso que no será una gran respuesta", agregó.

Por ejemplo, dijo que el consumo de chocolate amargo aumentará las calorías que ingeridas.

"Cualquier pequeño beneficio (...) en el andar que ganes por el chocolate será contrarrestado por un aumento de peso", comentó Rooke, que no estuvo involucrado en el nuevo estudio.

Loffredo dijo que una nueva prueba debería incluir a más participantes y evaluar el consumo prolongado de chocolate amargo. También afirmó que los investigadores no pueden estar seguros que otros componentes del chocolate amargo, además de los polifenoles, sean responsables por las mejorías.

Usualmente, a las personas diagnosticadas con EAP se les recomienda cambiar sus costumbres, como dejar de fumar y comer en forma más saludable, sostuvo Rooke.

También se les recomienda hacer ejercicio y podrían recetárseles algunos medicamentos. La cirugía de bypass de arterias bloqueadas suele ser el último recurso.

"Es realmente un ímpetu para cambiar el estilo de vida, ir a ver al médico y limpiarte, por decirlo así", explicó.

FUENTE: Journal of the American Heart Association

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022