Mejorías clínicas significativas | 04 JUL 14

Caminar aliviaría los síntomas del Parkinson

"El ejercicio es medicina para el Parkinson".
Fuente: Reuters 

NUEVA YORK (Reuters Health)

Realizar caminatas a paso rápido reduce los síntomas de las personas con Parkinson y mejora su calidad de vida, según adelanta un estudio preliminar.

"El ejercicio es medicina para el Parkinson", afirmó Jay Alberts, del Instituto de Investigación Lerner de la Clínica de Cleveland, Ohio, que no participó del estudio. "Esto demuestra que no es necesario hacer ejercicio de altísima intensidad", agregó.

El estudio incluyó a 60 personas con Parkinson leve a moderado que podían caminar sin asistencia, bastón o caminador, y no tenían otras enfermedades graves.

El equipo les pidió que salieran a caminar a paso rápido (unos 4,5 km/h), tres veces por semana, durante seis meses. Cada caminata duraba 45 minutos y los participantes las registraron en un diario. Los entrenadores los ayudaron a elegir las rutas.

Cuando el equipo comparó los resultados de una batería de pruebas realizadas antes y después de ese período de seis meses, halló que la motricidad, la aptitud física, el ánimo, la fatiga, la memoria y la función cognitiva habían mejorado durante el estudio, según publica en Neurology.

"Observamos una mejoría de entre el 7 y 15 por ciento en varios síntomas clínicamente significativos", dijo el autor principal, doctor Ergun Uc, de University of Iowa, Ciudad de Iowa.

Y comentó que ya solicitó el financiamiento para realizar un estudio de fase III y continuar con este ensayo preliminar o de fase I/II.

Una limitación del estudio es que no incluyó a un grupo control que no saliera a caminar.

Uc dijo que es difícil comparar la efectividad de los fármacos con la del ejercicio porque es probable que actúen de distintas maneras. Por eso, prefiere pensar en el ejercicio como un suplemento del tratamiento farmacológico y que los pacientes pueden explorar con ayuda de sus médicos.

"Este quizás es uno de los temas más importantes de la investigación del Parkinson actualmente", opinó Beth Fisher, de University of Southern California, Los Angeles, que no participó del estudio.

Alberts señaló que los científicos tienden a concentrarse más en los síntomas físicos del Parkinson, como los temblores, cuando los efectos no motores también son importantes para los pacientes.

"Eso debería ser parte del programa de tratamiento. Si un paciente puede (caminar) de manera segura y no posee otros motivos ortopédicos (para no hacer ejercicio), pienso que no hay razón para no recomendarles ejercicio. Y aun cuando no existan beneficios en la motricidad, mejora el ánimo, la fatiga, la aptitud física, entre otros", dijo.

Aceptó que siempre habrá diferencias en la cantidad óptima de tiempo e intensidad del ejercicio y que quizá los investigadores nunca encuentren la respuesta adecuada porque cada persona es distinta. Pero opinó que el elemento aeróbico parecería ser un elemento clave.

FUENTE: Neurology

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024