Suele ser subóptima | 22 MAY 14

Terapia de compresión para las úlceras venosas

Una gran proporción de pacientes con úlceras venosas en las piernas no reciben el tratamiento adecuado.
Fuente: Reuters 

Por David Douglas

NUEVA YORK (Reuters Health) - La terapia de compresión sirve para tratar las úlceras venosas de las piernas, pero los enfermeros a domicilio no utilizan un vendaje con presión suficiente, según indicó un equipo de Dinamarca.

"Nuestro estudio demuestra que una gran proporción de pacientes con úlceras venosas en las piernas no reciben el tratamiento adecuado", dijo el doctor Kian Zarchi, del Hospital Roskilde, Dinamarca.

"Las soluciones tecnológicas futuras, que permitan monitorear de manera continua el nivel de presión del vendaje, resolverá este problema. Pero, hasta entonces, es fundamental implementar programas de entrenamiento frecuentes en el uso de los vendajes para que los enfermeros puedan proporcionarles a estos pacientes el tratamiento adecuado", agregó.

En JAMA Dermatology, Zarchi y el doctor Gregor Jemec publicaron que el tratamiento de las úlceras venosas de las piernas suele ser prolongado, con altas tasas de recurrencia, aunque aún se necesita más información al respecto.

Los autores hicieron un estudio cruzado sobre 68 enfermeros a domicilio encargados de atender heridas en la práctica diaria. El 62 por ciento tenía más de 10 años de antigüedad. Se excluyeron a los profesionales que estaban certificados en la atención de heridas.

Tras responder un cuestionario, se les pidió que hicieran tres tipos de vendajes con compresión en una voluntaria como lo harían habitualmente para alcanzar el nivel de presión óptimo debajo del vendaje.

Cada uno de esos tres procedimientos se realizó en la misma pierna de la misma voluntaria. Para estimular el uso como en la vida real, no se limitó la cantidad de vendas que se podía utilizar, ni el número de vueltas o el uso de tijeras para cortar y descartar el material excedente. El orden de los procedimientos lo elegía cada participante.

Se observó una variación significativa de la presión utilizada debajo de los vendajes (entre 11 mmHg con un vendaje no elástica hasta 80 mmHg con un vendaje de dos elementos). El rango óptimo de la presión debajo del vendaje (definido como 30-50 mmHg) lo alcanzaron 39 de los 62 enfermeros (63 por ciento) con el vendaje combinado, 28 de los 68 enfermeros (41 por ciento) con el vendaje elástico y 27 de 68 enfermeros (40 por ciento) con el vendaje no elástico.

Más de la mitad de los enfermeros que utilizaron los vendajes no elásticos (56 por ciento) y elásticos (53 por ciento) aplicaron menos de 30 mmHg de presión. Sólo 17 de los 62 enfermeros (27 por ciento) lograron aplicar la presión debajo del vendaje que deseaban utilizar con la venda de dos elementos.

Ninguno de los factores analizados con el cuestionario, como la participación en programas de entrenamiento en la atención de heridas, la experiencia laboral y la confianza en la habilidad para realizar un vendaje, estuvo asociado con la capacidad de utilizar un vendaje con el nivel óptimo de presión.

"Deberían implementarse programas de entrenamiento orientados a las habilidades para realizar un vendaje con el objetivo de mejorar el manejo de las úlceras venosas de las piernas", finaliza el equipo.

"La compresión es lo más importante del tratamiento de las úlceras venosas. Desafortunadamente, no siempre se realiza correctamente", aseguró por e-mail el doctor Robert S. Kirsner, autor de un editorial sobre el estudio.

"Se necesita más educación y entrenamiento profesional para mejorar la curación de esas heridas y optimizar los resultados en los pacientes", comentó Kirsner, de la Escuela Miller de Medicina de University of Miami, Florida.

FUENTE: http://bit.ly/1k1u3m1 y http://bit.ly/RRoonm

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021