Tecnologías para pacientes con Parkinson | 07 ABR 14

Una manga robótica antitemblores

El desarrollo de prótesis robóticas integradas puede devolver la movilidad a lesionados medulares o mejorar el control del párkinson, pero, si son llamativas, los pacientes no aceptan salir de casa con ellas.

Antonio Villarreal

Este exoesqueleto textil, presentado en el hospital 12 de Octubre de Madrid, apenas es una discreta manga negra de fibra con electrodos implantados en el brazo que suprime los temblores del párkinson. / SINC

Las neuroprótesis han trazado una de las líneas de investigación más prometedoras para que pacientes de párkinson o lesiones medulares puedan evitar movimientos involuntarios o incluso recuperar la autonomía pese a no tener control sobre sus piernas. Es una tecnología madura fruto de años de colaboración entre neurólogos e investigadores en robótica.

En ensayos clínicos, muchos pacientes han comprobado ya el poder de estos dispositivos; sin embargo, no se ven en la calle. A estos pacientes les avergonzaría salir a cenar portando una estructura robótica.

Por supuesto, somos seres sociales. Pero lejos de ser un impedimento, estas reticencias son precisamente las que han hecho avanzar estas disciplinas hasta lograr prototipos como el exoesqueleto textil presentado hace unas semanas en el hospital 12 de Octubre de Madrid, apenas una manga negra de fibra con electrodos implantados en el brazo que suprime los temblores y, sobre todo, es discreta.

Con los primeros robots antitemblores, muy aparatosos, los pacientes se negaban a salir de casa
“En el grupo somos ingenieros, físicos e informáticos, y desde hace trece años vamos de la mano de los médicos. Tenemos varios proyectos nacionales y europeos, muchos de ellos ya consolidados. En particular, el temblor es una línea en la que llevamos más de diez años trabajando”, dice Eduardo Rocon de Lima, investigador en el Centro de Automática y Robótica del CSIC-UPM.

Rocon de Lima fue galardonado en 2013 por la Real Academia de Ingeniería con el premio 'Juan López de Peñalver' al ingeniero joven del año por su trabajo en el desarrollo de robots flexibles.

“El primer prototipo que hicimos fue un exoesqueleto, una especie de robot que la persona viste. Era un sistema capaz de medir el temblor y, al detectarlo, lo suprimía y al mismo tiempo permitía el movimiento voluntario. Si la persona estaba comiendo y el brazo le empezaba a temblar, el robot suprimía el temblor pero la persona aún podía llevarse la cuchara a la boca”.

Una maravilla que nadie quiso lucir

El sistema, que empezó siendo metálico, “funcionaba, pero era muy voluminoso y, aunque las personas decían que era una maravilla, no solucionaba su problema”, señala Rocon de Lima desde su centro de investigación.

Genovevo Domínguez, un economista que sufre de párkinson, lleva dos años enrolado como voluntario en el proyecto y comenta cómo lo que ahora consiste en “muchos cables por fuera, conectados a una especie de guante negro, donde está mezclado el tejido con los cables, que te cubre hasta la altura del antebrazo”, antes requería de “muchos más cables, un sensor de marchas y además teníamos que llevar un casco en la cabeza”, que el paciente describe “como el que se ponen las mujeres para darse las mechas. Ahí tenía 36 o 38 cables metidos, más otros en el pecho, en la muñeca y en los tobillos”.

“Ese era el prototipo inicial –dice Domínguez–, y se ha ido reduciendo hasta ser una cosa que se puede llevar”.

Juan Pablo Romero, el neurólogo que trata a Domínguez en este hospital madrileño, confirma que “un problema importante en el temblor es la satisfacción personal de los pacientes. Una de las cosas que más les preocupa es la vergüenza que sienten cuando se ven incapacitados para tomar una copa o, en el caso del párkinson, que se les mueva la mano cuando van caminando”, comenta el neurólogo.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021