Efecto de la iluminación en adultos mayores | 05 MAY 14

Diferencias en la visión entre el consultorio y el hogar

Comparación de la visión medida en el consultorio y en el hogar y evaluación de los factores asociados con dicha diferencia, incluyendo la iluminación. En pacientes con y sin glaucoma.
Autor/a: Dres. Anjali M. Bhorade,MD, MSCI; Monica S. Perlmutter, OTD, OTR/L; Brad Wilson, MA; Jamie Kambarian; Sidney Chang y Col JAMA Ophthalmol. doi:10.1001/jamaophthalmol.2013

En general, los oftalmólogos suponen que la visión medida en el consultorio es la misma que en el hogar. Sin embargo, muchos pacientes informan tener mayores dificultades de lo que se observa al medir la visión en el consultorio. Se han informado diferencias en la medición en consultorio y fuera del mismo en la presión sanguínea y funciones cognitivas. También existen diferencias en la visión entre lo informado por el paciente y la medición clínica.

El objetivo del presente estudio fue comparar la visión entre el consultorio y el hogar y evaluar factores, como la iluminación, asociados con diferencias en la visión entre ambos lugares, en adultos mayores con glaucoma leve, moderado y avanzado y pacientes sin patología ocular.

Pacientes y métodos:


Intervinieron 126 pacientes con glaucoma y 49 sin glaucoma, entre 55 y 90 años, pertenecientes a la Clínica Oftalmológica de la Universidad de Washington, ST. Louis, Missouri. Fueron atendidos en visitas en consultorio y en el domicilio. En cada visita se midió la agudeza visual binocular a distancia, agudeza visual de cerca, la sensibilidad de contraste y la iluminación.

La función visual de los pacientes en su hogar es muy importante, sin embargo escasos estudios la han evaluado y muy pocos la han comparado con la medida en consultorio. En el presente estudio, la visión (de lejos, cerca y la sensibilidad de contraste) medida en el consultorio fue significativamente mejor que en el hogar de los pacientes con glaucoma, sin tener en cuenta la gravedad de la patología y en los participantes sin glaucoma también.

Más de la mitad de los pacientes con y sin  glaucoma tuvieron una agudeza visual a distancia mejor en el consultorio que en el hogar y casi un tercio de los participantes con glaucoma obtuvieron al menos 2 líneas más en el consultorio, esta diferencia fue mayor para el grupo con glaucoma avanzado, en el cual un tercio de los pacientes tuvo 3 líneas o más en el consultorio que en el hogar. Evidentemente, en los pacientes que tienen una agudeza visual de lejos de dos líneas más en el consultorio (29% de los pacientes con glaucoma y 44% de los pacientes con glaucoma avanzado en esta muestra), la visión no está funcionando a su máximo potencial en los hogares.

En cuanto a la agudeza visual de cerca, un quinto de los pacientes tuvieron dos líneas más en el consultorio que en el hogar. La agudeza visual de cerca se midió con luz difusa estándar en el consultorio  y la acostumbrada para ver de cerca, con iluminación directa en el hogar. 21% de los pacientes tuvieron una mejor iluminación en el consultorio que en la clínica, posiblemente debido a que se utilizó iluminación directa. Si se hubiese utilizado iluminación directa en el consultorio, la diferencia habría sido aun mayor.

Creemos que este estudio es el primero en comparar la sensibilidad de contraste y la sensibilidad de contraste con deslumbramiento, en el consultorio y en el hogar. Los resultados indican que los adultos mayores con y sin glaucoma, podrían experimentar mayor dificultad con la sensibilidad de contraste y deslumbramiento en sus hogares que en el consultorio. Este descubrimiento es de importancia para pacientes que no reúnen los requisitos para la cirugía de cataratas por deslumbramiento en el consultorio y sin embargo, tienen dificultades en el hogar.

En virtud de los resultados obtenidos recomendamos, para una evaluación más precisa de la visión de los pacientes,  medir dicha función en el hogar, además de la medición en consultorio.

Observamos que la mejor iluminación fue el factor más significativo asociado con la mejor visión en el consultorio que en el hogar. Otros factores asociados significativamente con una mejor visión en el consultorio fueron: sexo masculino ( para visión de lejos y cerca) y mayor nivel de actividad (para sensibilidad de contraste con deslumbramiento).

Aunque no es sorprendente la menor iluminación encontrada en los hogares de adultos mayores, el grado de diferencia entre ambos lugares y la cantidad de pacientes con iluminación por debajo de lo normal fue llamativo. La iluminación en los hogares fue 4 veces inferior a la del consultorio para visión de lejos, y tres veces menor para visión de cerca, la iluminación en general de los hogares estuvo por debajo de lo recomendado en todos los participantes. Dicho factor puede modificarse y mejorarse para mejorar a su vez la visión de los pacientes adultos mayores, con y sin problemas visuales, mejorando su capacidad de lectura, actividades diarias, calidad de vida y reduciendo las posibles caídas. Sin embargo, una iluminación más fuerte no es recomendable para todos los pacientes, algunos  con problemas de deslumbramiento  o dificultades de adaptación luz/oscuridad, pueden preferir una iluminación más tenue.

Conclusiones:

La función visual medida en el consultorio, es por lo general, mejor que la medida en los hogares, tales diferencias se deben principalmente a la mala iluminación en los hogares. El tener en cuenta que las diferencias de visión entre lo que informa el paciente y lo que los oftalmólogos miden en el consultorio, se deben a problemas de iluminación, puede servir para asesorar a los pacientes adultos mayores para que optimicen la iluminación y así mejoren los resultados visuales en el hogar.

♦ Síntesis y traducción: Dr. Martín Mocorrea, editor responsable de Intramed en la especialidad de oftalmología.

Bibliografía:

1. Pickering TG, Davidson K, GerinW, Schwartz JE. Masked hypertension. Hypertension. 2002;40(6):795-796.
2. Pickering TG. Blood pressure measurement and detection of hypertension. Lancet.1994;344(8914):31-35.
3. Ward HW, Ramsdell JW, Jackson JE, Renvall M, Swart JA, Rockwell E. Cognitive function testing in comprehensive geriatric assessment: a comparison
of cognitive test performance in residential and clinic settings. J AmGeriatr Soc. 1990;38(10):1088-1092.
4. Silver JH, Gould ES, Irvine D, Cullinan TR. Visual acuity at home and in eye clinics. Trans OphthalmolSoc U K. 1978;98(2):262-266.
5. Mills RP, Budenz DL, Lee PP, et al. Categorizing the stage of glaucoma from pre-diagnosis to end-stage disease. Am J Ophthalmol. 2006;141(1):24-30.
6. Rubin GS, Muñoz B, Bandeen-Roche K,West SK. Monocular versus binocular visual acuity as measures of vision impairment and predictors of
visual disability. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2000;41(11):3327-3334.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022