Durante el primer año | 27 FEB 14

El parto vaginal eleva el riesgo de incontinencia urinaria

Los médicos deben saber que el parto natural es una gran carga para el piso pélvico".
Fuente: Reuters 

Por Anne Harding

NUEVA YORK (Reuters Health) - Las mujeres que tienen un parto vaginal están expuestas a un mayor riesgo de padecer incontinencia urinaria (IU) en el primer año del posparto que aquellas que fueron sometidas a una cesárea.

Pero al revisar sólo la prevalencia de la IU moderada a grave, los resultados al año son similares en ambos grupos, según descubrió el equipo del doctor Shiow-Ru Chang, de la Universidad Nacional de Taiwán, Taipei.

"Los médicos deben saber que el parto natural es una gran carga para el piso pélvico", indicó el doctor Guri Rortveit, que revisó el estudio de Chang para Reuters Health.

"Otros estudios no habían podido identificar al grupo de riesgo que debería recibir una orientación especial. Ahora, los médicos deberíamos tomar conciencia de todo esto y promover los ejercicios pélvicos como un método de prevención y tratamiento de la IU", sostuvo.

El miedo a padecer IU es el principal motivo por el que las mujeres eligen la cesárea, según publica el equipo en Obstetrics & Gynecology.

Los autores estudiaron a 330 mujeres: 189 habían tenido un parto vaginal y 141, cesárea. Todas respondieron el Cuestionario Corto sobre Incontinencia Urinaria cinco veces durante el año del postparto.

La mayoría de las veces, el grupo que había tenido un parto vaginal era más propenso a tener IU leve, IU por esfuerzo e IU moderada a grave y percibió que la IU interfería con las actividades cotidianas a los cinco días del parto y entre la cuarta y la sexta semana del postparto.

Al año, el 40,2 por ciento de las mujeres que habían tenido un parto vaginal tenía incontinencia leve, comparado con el 25,4 por ciento de las que habían tenido una cesárea. Pero el porcentaje de ambos grupos con IU moderada a grave era similar (8 por ciento).

Aunque el riesgo de IU disminuiría con la cesárea, Rortveit dijo que "la cirugía no es la solución del problema porque tiene otros efectos negativos y la mayoría de las mujeres que tienen un parto vaginal no sufren de IU.

Además, hay que señalar que la prevalencia de la incontinencia moderada y grave no aumentó al año en las participantes que habían tenido un parto vaginal, lo que otros estudios ya habían demostrado".

Agregó: "Considero que los resultados sobre la interferencia en las actividades diarias son difíciles de interpretar. Los autores no explican demasiado cómo obtuvieron y analizaron los datos. Si tenemos en cuenta la cantidad de participantes, no habría que insistir demasiado con estos resultados."

Chang no respondió una solicitud de entrevista de Reuters Health.

FUENTE: Obstetrics & Gynecology

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2020