Podría potenciar el riesgo de obesidad | 24 FEB 14

El apetito voraz está en los genes

"Sabemos desde hace tiempo que los genes influyen en el peso corporal".

Por Anne Harding

NUEVA YORK (Reuters Health) - Los niños portadores de múltiples variantes de los genes relacionados con la obesidad tienen una menor capacidad de respuesta a la sensación de saciedad y son más propensos al sobrepeso, según revela un nuevo estudio publicado en JAMA Pediatrics.

Otro estudio de los mismos autores y en la misma revista demuestra que los gemelos con distintas respuestas a la saciedad (RS) o la comida (RC) que tenían un apetito más voraz en los primeros tres meses de vida pesaban casi 1.000 gramos más a los 15 meses.

"Sabemos desde hace tiempo que los genes influyen en el peso corporal", dijo la doctora Clare Llewellyn, del University College de Londres y que participó de ambos estudios.

"Lo que no conocemos demasiado es cómo esos genes de la obesidad influyen en el peso (...) parecería ser que una de las vías es a través de la modificación de los niveles de apetito", agregó.

El equipo de Llewellyn analizó la influencia genética en la RS de 2.258 niños de alrededor de 10 años que participaban del Estudio sobre Desarrollo Temprano de Gemelos. Los autores crearon una escala de riesgo poligénica (ERP) con 28 polimorfismos de un solo nucleótido (SNP, por su nombre en inglés) relacionados con la obesidad.

Al azar, se seleccionó un gemelo de cada par y se indexó su RS con el Cuestionario de Conducta Alimentaria. A mayor valor de riesgo poligénico individual, menor RS, mientras que ese valor estuvo positivamente asociado con la adiposidad.

Los niños en el cuartilo de riesgo poligénico más alto eran 2,9 veces más propensos a tener sobrepeso. La RS medió significativamente en las relaciones entre el valor de riesgo poligénico y la adiposidad.

En el segundo estudio, los autores investigaron otra cohorte de gemelos. Los niños habían nacido entre el 1 de marzo del 2007 y el 15 de diciembre del 2007.

El equipo utilizó el Cuestionario de Conducta Alimentaria para Bebés para calcular la RS y la RC durante los primeros tres meses de vida, cuando todos recibían lactancia materna.

Ciento setenta y dos pares de gemelos tenían una RS discordante y lo mismo ocurría con la RA en 121 pares. Las curvas de crecimiento hasta los 15 meses fueron más aceleradas en los niños con RS más baja o RA más alta que en sus gemelos.

Los niños con una RS más alta que sus hermanos pesaban 654 gramos más a los seis meses y 991 gramos más a los 15 meses. Los niños con una RA discordante pesaban 637 gramos más que sus hermanos a los seis meses y 918 gramos más a los 15 meses.

La doctora Clare Wardle, del University College de Londres, comentó que el aumento de peso acelerado está claramente asociado con un mayor riesgo de obesidad.

Wardle, que participó en ambos estudios, agregó: "Quizás, en el pasado, hace años o, tal vez, décadas, nadie se habría preocupado si un niño engordaba rápidamente en la primera infancia porque perdería peso más adelante (...) Pero parecería que los niños no están perdiendo tanto peso como antes".

FUENTE: JAMA Pediatrics

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023