Para Tratar El Cáncer De Mama Temprano | 21 ENE 14

Más pruebas de seguridad de lumpectomía

Las mujeres son menos propensas a morir por la enfermedad en 10 años.
Fuente: Reuters 

Por Andrew M. Seaman

NUEVA YORK (Reuters Health) - Una revisión de una década de cifras estadísticas del cáncer en Estados Unidos revela que las mujeres con cáncer mamario temprano tratadas con cirugía conservadora y radioterapia son menos propensas a morir por la enfermedad en 10 años que las pacientes a las que se les extirpan los pechos.

Los autores hallaron que el 94 por ciento de las mujeres tratadas con lumpectomía y radioterapia entre 1998 y el 2008 seguía con vida 10 años después, comparado con el 90 por ciento de las pacientes con una mastectomía realizada con o sin radioterapia.

"Podemos ver lo que está ocurriendo en la práctica. Las pacientes que reciben un tratamiento de conservación mamaria están teniendo una mejor supervivencia que aquellas a las que se les realiza una mastectomía", dijo el autor principal, doctor Shailesh Agarwal, profesor asociado de cirugía plástica y reconstructiva de la Facultad de Medicina de la University of Utah, en Salt Lake City.

El estudio del equipo de Agarwal, publicado en JAMA Surgery, no es el primero que descubre esta diferencia en la supervivencia de las mujeres tratadas con una lumpectomía combinada con radioterapia.

Pero otros estudios sobre el riesgo de que el cáncer reaparezca en esas pacientes dieron resultados contradictorios.

En el 2013, un estudio publicado en la revista Cancer demostró en un grupo de mujeres de California que la lumpectomía prolongaba la supervivencia más que la mastectomía. Lo mismo había ocurrido con otros ensayos clínicos controlados, pero estudios de referencia más antiguos habían revelado que la sobrevida es casi la misma con ambas terapias.

Los autores revisaron información de más de 130.000 mujeres estadounidenses de entre 18 y 80 años que habían recibido un tratamiento por cáncer mamario temprano (un tumor de menos de 4 centímetros y tres o menos nódulos linfáticos con signos de diseminación de las células tumorales).

Al 70 por ciento se le había realizado una lumpectomía con radioterapia, al 27 por ciento se le había realizado una mastectomía y a un 3 por ciento se le había realizado una mastectomía combinada con radioterapia.

A los cinco años, el 97 por ciento de las mujeres con una lumpectomía seguía con vida, comparado con el 94 por ciento del grupo tratado con una mastectomía y el 90 por ciento de las mujeres que se habían realizado una mastectomía más radioterapia.

A los 10 años, los resultados fueron, respectivamente, del 94, 90 y 83 por ciento.

El equipo admite que no pudo explicar por qué el tratamiento de conservación mamaria disminuyó más que la extirpación mamaria el riesgo de morir por el cáncer.

Una hipótesis apuntaría a diferencias en las otras terapias recibidas, como la quimioterapia, o la agresividad tumoral, factores que los datos revisados no reflejaron.

Al comparar grupos de mujeres con tumores del mismo tamaño y una cantidad similar de nódulos afectados, por ejemplo, el equipo detectó la influencia de la etnia en la supervivencia.

Las afroamericanas eran dos veces más propensas que el resto a morir por el cáncer. Las pacientes tratadas con una mastectomía combinada con radioterapia tendían a ser más jóvenes y a tener cáncer más avanzado, lo que explicaría en parte por qué eran las más propensas a morir por la enfermedad en los 10 años siguientes.

Pero al comparar a las mujeres con un tamaño tumoral y otras variables similares, el grupo tratado con una lumpectomía combinada con radioterapia seguían teniendo menos riesgo de morir que aquellas tratadas con una mastectomía.

La doctora Shelley Hwang, que dirigió el estudio del 2013, opinó que estos resultados validan sus hallazgos.

FUENTE: JAMA Surgery

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022