No están protegidos contra una mortalidad temprana | 20 ENE 14

No hallan evidencia de la "Paradoja De La Obesidad" en Diabetes

"Existe un debate bastante polarizado sobre si esa teoría es real o no".
Fuente: Reuters 

Por Gene Emery

NUEVA YORK, (Reuters Health) - Los adultos que padecen de sobrepeso cuando se les diagnostica diabetes no están protegidos contra una mortalidad temprana, contrario a lo que propone una teoría popular, mostró un nuevo estudio.

Los hallazgos cuestionan lo que se conoce como la "paradoja de la obesidad", la creencia de que las personas con peso normal son más propensas a morir por diabetes tipo 2 que los pacientes con sobrepeso u obesidad.

"Existe un debate bastante polarizado sobre si esa teoría es real o no", dijo la autora principal, Deirdre Tobias, de la Facultad de Salud Pública de Harvard, Boston. "Me gustaría pensar que esto pondría fin a ese debate", agregó.

Los resultados, dijo, demuestran que "tener sobrepeso o ser obeso no aporta ningún beneficio. De hecho, por lo menos entre los no fumadores, el sobrepeso y la obesidad elevan los riesgos. No son neutrales".

El equipo de Tobias analizó los datos de dos grandes estudios conocidos en inglés como: Nurses' Health Study, que comenzó en 1976, y Health Professionals Follow-up Study, que empezó en 1986.

El nuevo reporte incluyó información de más de 11.000 personas de ambos estudios a las que se les diagnosticó diabetes. Ninguno tenía cáncer o enfermedad cardiaca al momento del diagnóstico.

El seguimiento a los voluntarios se prolongó por unos 16 años. En ese período, murieron 3.000 participantes.

El equipo halló que los participantes con sobrepeso u obesidad al momento de que se les diagnosticara la diabetes eran entre un 9 por ciento y un 33 por ciento más propensos a morir que los que tenían peso normal al recibir el mismo diagnóstico. El riesgo creció aún más en los participantes más obesos.

El riesgo aumentaba junto con el peso cuando la diabetes se diagnosticaba antes de los 65 años. En los mayores de 65, el efecto no era tan pronunciado, según publica el equipo en New England Journal of Medicine.

Fumar también estuvo asociado con la mortalidad. Por ejemplo: las mujeres más delgadas con antecedentes de tabaquismo eran más propensas a morir durante el estudio que las fumadoras con peso normal. El riesgo aumentaba junto con el peso corporal.

Pero en los no fumadores diabéticos, la tendencia fue más directa: a menor peso, menos riesgo de morir tempranamente.

"Me pareció interesante ver que no es saludable ser un fumador delgado", dijo la doctora Susan Spratt, de la Facultad de Medicina de Duke University, Durham, Carolina del Norte.

"Fumar ayuda a no engordar, pero aumenta el riesgo", agregó Spratt, que no participó del estudio. "Fumar combina todas las complicaciones de la obesidad, ya sea diabetes o enfermedad cardiaca", agregó.

"Adelgazar es beneficioso y no se necesita adelgazar demasiado (...) Perder un 5 ó un 10 por ciento del peso corporal cuando se es obeso resuelve varios problemas, desde el dolor articular y la apnea del sueño hasta la diabetes y sus complicaciones", sostuvo Spratt.

FUENTE: New England Journal of Medicine

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021