Estaría asociada con otros trastornos psicológicos | 07 ENE 14

La adicción al bronceado

La adicción al bronceado estaría asociada con el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y la dismorfia corporal, según asegura un equipo de Estados Unidos.
Fuente: Reuters 

Por Will Boggs

"Existe muy poca literatura médica, aunque en aumento, sobre la correlación psiquiátrica del bronceado excesivo y necesitamos más información para comprender por qué ocurriría", señalaron Lisham Ashrafioun, estudiante de Bowling Green State University, Ohio, y la doctora Erin E. Bonar, del Centro de Investigación de las Adicciones de University of Michigan, Ann Arbor.

"Eso permitiría conocer cuándo el bronceado excesivo podría considerarse un trastorno asociado con las adicciones, un síntoma de otros trastornos psiquiátricos o una conducta de riesgo, lo que ayudaría a diseñar estrategias de prevención e intervención", indicaron por e-mail.

Ashrafioun y Bonar evaluaron la relación entre distintas características del bronceado, la demografía, la psicología y el consumo de sustancias y la adicción al bronceado en un estudio cruzado sobre 533 participantes.

A los que reunían por lo menos tres de los ochos criterios de adicción al bronceado en el manual DSM, se los consideró dependientes del bronceado.

A los que respondieron afirmativamente dos de las cuatro preguntas de la versión específica del cuestionario CAGE de adicción al alcohol, se los consideró con conductas de riesgo hacia el bronceado.

El 31 por ciento era adicto al bronceado y el 12 por ciento tenía conductas de riesgo, según publica el equipo en Journal of the American Academy of Dermatology.

En los análisis de regresión logística, el sexo femenino y la pesquisa positiva para la dismorfia corporal y el TOC permitieron predecir significativamente la adicción al bronceado.

En cambio, en el modelo para evaluar las conductas de riesgo, sólo la pesquisa positiva para el TOC tuvo un valor predictivo significativo.

La frecuencia del bronceado en los últimos 30 días fue el valor más fuertemente asociado con las conductas de riesgo y la adicción al bronceado. Esa asociación fue aún mayor en los participantes que se habían bronceado por lo menos nueve veces en los últimos 30 días.

El bronceado excesivo no estuvo asociado con la depresión o el consumo de sustancias.

"También nos sorprendió cuán frecuentes eran algunos síntomas similares a los de la adicción al bronceado en lo participantes que no reunían los criterios de adicción", indicó el equipo.

El doctor Bryon Adinoff, que no participó del estudio, opinó que la relación entre las conductas de riesgo hacia el bronceado, el sexo femenino y el síndrome de dismorfia corporal coincide con resultados previos.

"La relación con el TOC fue inesperada", indicó por e-mail Adinoff, del Sistema de Salud de Asuntos de los Veteranos de Texas del Norte y del Centro Médico de UT Southwestern, Dallas.

"No existe un tratamiento para este trastorno, una designación que aún es incierta. Ninguna organización formal lo reconoce como trastorno o adicción -dijo-. El mejor enfoque, por ahora, es la educación: informar sobre los peligros del bronceado, en especial a los usuarios de las camas solares (muchos piensan que son seguras)."

"Se necesitan más estudios para comprender la biología del problema (es decir, ¿por qué la radiación UV es adictiva? ¿Cuáles son los mecanismos biológicos que traducen la radiación UV al cerebro) y desarrollar los tratamientos necesarios", finalizó Adinoff.

FUENTE: Journal of the American Academy of Dermatology

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Política de privacidad | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2024