Un grave problema de salud mundial | 20 DIC 13

Declaración mundial sobre la Sepsis

La sepsis es una de las enfermedades más comunes y menos reconocida, tanto en el mundo desarrollado como en el mundo en vías de desarrollo.

En todo el mundo se estima que entre 20 y 30 millones de pacientes se ven afectados cada año, con más de seis millones de casos de sepsis neonatal e infantil y más de 100.000 casos de sepsis materna. En el mundo muere una persona por sepsis cada pocos segundos.

En el mundo desarrollado, la sepsis ha aumentado espectacularmente durante la última década a una tasa anual del 8-13 %, cobrándose ahora más vidas que el cáncer de colon y el cáncer de mama juntos. Los motivos de esto se deben al aumento de pacientes de edad avanzada, al incremento de procedimientos invasivos de alto riesgo en todos los grupos de edad y al desarrollo de infecciones más virulentas y resistentes a los medicamentos. En el mundo en vías de desarrollo, la malnutrición, la pobreza, la falta de acceso a vacunas y a los tratamientos necesarios contribuyen  a incrementar la mortalidad.

A pesar de su extraordinaria incidencia, la sepsis es prácticamente desconocida para el público y, con frecuencia, suele confundirse con un "envenenamiento de la sangre". La sepsis se produce cuando la respuesta corporal a una infección, produce lesiones en sus propios órganos y tejidos. Puede evolucionar a shock, fallo multiorgánico y muerte, especialmente si no se produce una rápida identificación y un tratamiento precoz. A pesar de los grandes avances de la medicina moderna, incluyendo las vacunas, los antibióticos y los cuidados intensivos, la sepsis sigue siendo la causa primaria de mortalidad como resultado de infección, con una tasa de mortalidad hospitalaria del 30-60%.

Para poner freno a esta creciente oleada y adoptar las medidas adecuadas que en última instancia permitirán revertir el incremento de muertes por sepsis en todo el mundo,  nosotros –la comunidad global de la sepsis– anunciamos esta convocatoria para una acción mundial común.

Pedimos a todas las partes relevantes que se comprometan en la consecución de los cinco objetivos clave, descritos a continuación, para poner en marcha las acciones prioritarias necesarias y asegurar recursos y respaldo político de los gobiernos, agencias de desarrollo, organizaciones profesionales y grupos de gestión sanitaria, filántropos y benefactores, el sector privado y toda la sociedad.

Convocamos a todos los países a formalizar un plan nacional de desarrollo progresivo y viable con la finalidad de cumplir estos objetivos en 2020.
 
Objetivos globales:

•    Incluir la sepsis en la agenda del desarrollo. La Declaración logrará aumentar la prioridad política que se concede a la sepsis sensibilizando a todo el mundo sobre la creciente carga económica y médica que genera la sepsis.

•    Garantizar la disponibilidad de un tratamiento adecuado, instalaciones de rehabilitación y personal debidamente formado para el tratamiento de pacientes con sepsis aguda y la atención a largo plazo de pacientes con sepsis.

•    Apoyar la implementación de pautas internacionales para la sepsis para mejorar el diagnóstico precoz y proporcionar un tratamiento más eficaz de la sepsis así como para poder prevenirla de manera adecuada y ofrecer una terapia a todas las personas en todo el mundo.

•    Movilizar a los implicados para garantizar que las estrategias para evitar y controlar el impacto de la sepsis a escala global, están dirigidas a aquellos que más lo necesitan.

•    Implicar a los supervivientes de sepsis, y a todos aquellos que hayan sufrido la pérdida de algún ser querido por la sepsis, en la planificación de estrategias para reducir la incidencia de la sepsis y mejorar las consecuencias de la sepsis a escala local y nacional.

Objetivos clave a alcanzar en 2020

•    La incidencia de la sepsis se reducirá globalmente con las estrategias definidas para prevenir la sepsis
En 2020, la incidencia de la sepsis habrá disminuido un 20% como mínimo mediante el fomento de una buena higiene en general y el lavado de las manos, partos limpios, mejora de los sistemas de saneamiento, nutrición y suministro de agua limpia y mediante programas de vacunación en poblaciones de pacientes de riesgo en zonas con recursos bajos.      

•    Aumentarán las tasas de supervivencia de la sepsis en niños (incluyendo neonatos) y adultos en todos los países mediante el fomento y adopción de sistemas de identificación precoz y tratamiento de emergencia estandarizado

En 2020, al menos dos tercios de los sistemas de salud para pacientes agudos y de las organizaciones de atención primaria y comunitaria de los países participantes,  respaldarán la Declaración y habrán incorporado rutinas para la detección de sepsis en la atención de pacientes con enfermedad aguda.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022