Campaña para el uso racional de recursos en salud | 16 DIC 13

Cinco cosas a evitar en hematología

Recomendaciones de la Sociedad Americana de Hematología que cuestionan estudios y tratamientos aplicados en contextos para los que no existe suficiente evidencia disponible.

La Sociedad Americana de Hematología, la organización profesional más grande dedicada al estudio de las causas y tratamientos de las enfermedades de la sangre publicó en “Blood”, el Journal de la American Society of Hematology una lista de tests, procedimientos y tratamientos que no siempre son necesarios como parte de la iniciativa Choosing Wisely. Se trata de cinco recomendaciones basadas en la evidencia disponible según el criterio de la necesidad y el daño eventual de ciertas prácticas.

Recomendaciones

  1. No transfunda más que la cantidad mínima de unidades de glóbulos rojos imprescindible para el alivio de los síntomas de anemia o para devolver al paciente a niveles seguros de hemoglobina (7 a 8 g/dl en pacientes internados estables no cardíacos).

    Fundamento: La transfusión de la mínima dosis efectiva de glóbulos rojos se recomienda ya que la estrategia de transfusión “liberal” no mejora la evolución cuando se la compara con la “restrictiva”.  Las transfusiones innecesarias generan costos y exponen a los pacientes a potenciales efectos adversos sin ningún beneficio. Los clínicos deberían evitar la administración rutinaria de 2 unidades de glóbulos rojos cuando una sola es suficiente y a usar dosificaciones orientadas por el peso en niños.
     
  2. No use filtros de vena cava inferior de manera rutinaria en pacientes con tromboembolismo venoso agudo.

    Fundamento: Los filtros de vena cava son costosos, pueden ocasionar daño y su uso no tiene una base muy sustentada por evidencias. La principal indicación de estos dispositivos son los pacientes con tromboembolismo venoso agudo y una contraindicación para la anticoagulación como el sangrado activo o el alto riesgo de sangrado. Unas pocas indicaciones pueden ser razonables en algunos casos como los enfermos que presentan tromboembolismo pulmonar pese a una efectiva anticoagulación o pacientes con embolismo pulmonar masivo y una pobre reserva cardio-pulmonar. Los filtros removibles son preferibles frente a los permanentes cuando el riesgo de embolismo pulmonar haya sido resuelto o cuando la anticoagulación resulte segura.
     
  3. No realice tests de trombofilia en pacientes adultos con tromboembolismo venoso con factores de riesgo transitorios mayores como: cirugía, trauma o inmovilizaci&
 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022