Enferma de leucemia, recibirá "terapia natural" | 09 DIC 13

Una niña Amish no será obligada a recibir quimioterapia

Sarah y sus padres dejaron su casa en Ohio para evitar que una tutora decidiera el tratamiento. Esta ha dado por perdido el caso
INDICE:  1.  | 2. El hospital

Carolina García   Washington  7 DIC 2013

La niña Amish de 11 años enferma de leucemia, Sarah Hershberger, no se verá forzada a someterse a quimioterapia. La decisión pone punto final a meses de lucha judicial en la que se han visto implicados los derechos de la enferma, los del Estado, la ética médica y la religión, informa AP.

El caso de Sarah, que se conoció en agosto, comenzó con la decisión de un hospital de Ohio de emprender acciones legales para conseguir que la niña se sometiera a tratamiento, después de que sus padres decidieran que lo abandonara en junio. Sarah padece un linfoma linfoblástico y sus padres acudieron al centro médico Akron Children para tratar sus tumores malignos en riñón, cuello y pecho.

En un primer momento Andy y Anna Hershberger aprobaron la quimioterapia, pero tras varias semanas, y ante las súplicas de su hija, los progenitores decidieron interrumpirlo e informaron a los médicos de su intención de tratarla con medicina natural. A pesar de que el tumor había disminuido, no había sido erradicado totalmente. Los médicos siempre han defendido que con el tratamiento Sarah tiene un 85% de probabilidades de curarse. Sin él, su esperanza de vida es de un año.

Tras meses de batalla judicial, el pasado octubre, un juez entregó la custodia médica de Sarah a una tutora legal, abogada y enfermera, tras sentenciar que “las convicciones y las creencias de los padres no son más importantes que la obligación del Estado de proteger a un menor”. Pero la responsable de su custodia, Maria Schimer, decidió este viernes entregar sus obligaciones como tutora y dar por perdido el caso.

“No se sabe dónde está Sarah y es imposible verificar su estado de salud y tomar decisiones sobre qué tratamiento es mejor”, aseguró Claire Dickinson, abogada de Schimer. “No tiene sentido alargar más tiempo esta historia”, añadió la letrada. “Los padres no han tenido ningún tipo de contacto con mi cliente. Nos percatamos de que se habían marchado cuando la tutora acudió a recoger a Sarah para llevarle al hospital”, aseguró la abogada de Schimer.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022