12 de Marzo - Día Mundial del Glaucoma | 11 MAR 14

Factores reproductivos femeninos y glaucoma primario de ángulo abierto

Investigación sobre la relación entre la edad de la menarca, parición y uso de anticonceptivos orales y glaucoma primario de ángulo abierto.
Autor/a: Dres. LR Pasquale & JH Kang. Eye (2011) 25, 633–641

Existen pruebas de que el metabolismo de los estrógenos incide en la patogénesis del glaucoma primario de ángulo abierto. La menopausia temprana (antes de los 45 años), está asociada con incremento del riesgo de glaucoma de ángulo abierto. Varios estudios señalaron que el uso de hormonas post menopausia está asociado con leve reducción de la presión intraocular. La terapia de reemplazo hormonal se asoció con reducción del riesgo de glaucoma de ángulo abierto por presión elevada.

En virtud de las asociaciones entre factores relacionados con la menopausia y el glaucoma de ángulo abierto, sería importante evaluar el vínculo entre factores reproductivos previos a la menopausia y esta patología neurodegenerativa.  Durante el embarazo, cuando los niveles de estrógeno circulante son elevados, las mujeres saludables experimentan disminución de la PIO, a pesar del incremento del espesor de la córnea central que se produce al mismo tiempo. La exposición a estrógenos endógenos y exógenos, varía durante la edad reproductiva de acuerdo con la edad de la menarca, duración del ciclo reproductivo (etapa entre menarca y menopausia), partos y uso de anticonceptivos orales.

Se evaluaron dichos factores en relación con la incidencia de glaucoma de ángulo abierto, entre 79440 mujeres que participaron del Estudio de Salud de las Enfermeras (Nurses’ Health Study), con un seguimiento de 25 años.

Pacientes y métodos:


Se hizo un seguimiento de 79440 mujeres que intervinieron el Estudio de Salud de las Enfermeras, entre 1980 7 2006 y se identificaron 813 casos de glaucoma de ángulo abierto. Las participantes seleccionadas fueron ≥ 40 años, presentaron información sobre antecedentes reproductivos e informaron haberse realizado controles oftalmológicos durante el seguimiento, ninguna padecía glaucoma en línea de base. Los datos más relevantes y factores de riesgo de glaucoma se actualizaron cada dos años mediante cuestionarios. La información fue analizada estadísticamente.

En general, no se observaron asociaciones entre la edad de la menarca, duración de la edad reproductiva, parición y glaucoma. Notamos, una asociación leve, pero significativamente adversa entre  uso de anticonceptivos orales durante más de 5 años y glaucoma de ángulo abierto. Debido a leve magnitud de los datos obtenidos y que existen pocos estudios que hayan investigado la asociación entre anticonceptivos y glaucoma, se debería seguir investigando el tema.

En el Estudio oftalmológico Blue Mountain, la edad tardía de la menarca estuvo asociada con incremento del riesgo de glaucoma de ángulo abierto. A pesar de que en el presente estudio no encontramos dicha asociación, en un análisis secundario, la edad de menarca >13 estuvo asociada con 47% de incremento del riesgo de glaucoma de ángulo abierto de tensión normal. Trabajos anteriores que vinculan la edad de la menopausia y el glaucoma también avalan la teoría de que el estrógeno circulante contribuye al proceso glaucomatoso. No encontramos una asociación entre duración de la edad reproductiva (entre menopausia y menarca) y glaucoma de ángulo abierto.

No encontramos asociación entre partos y glaucoma en oposición a lo observado por el Estudio Blue Mountain que encontró una asociación adversa.

Aunque la asociación entre uso de anticonceptivos orales y glaucoma que se registró en el presente estudio podría ser casual, también existen hipótesis biológicas posibles. Los anticonceptivos orales trabajan manteniendo estables los niveles de estrógeno y progesterona que inhiben la hormona de estimulación folicular y la luteinizante de la glándula pituitaria. La falta de estás hormonas evita la ovulación y la producción el estrógeno y la progesterona que normalmente mantienen al útero fuerte a la espera del implante folicular. El uso de anticonceptivos da como resultado un endometrio delgado con escaso suministro sanguíneo. Aunque el uso de anticonceptivos causa una disminución de la PIO, la interrupción de la fluctuación fisiológica de los esteroides sexuales podría predisponer para la neuropatía óptica, así como predisponen para un accidente isquémico (aunque no hay consenso al respecto) y a la trombosis venosa retiniana.

Una de las fortalezas del presente estudio es que los datos sobre factores reproductivos se reunieron prospectivamente, en los ’80 cuando muchas de las participantes de esta cohorte estaban en edad reproductiva.

Aunque la asociación entre anticonceptivos y glaucoma y entre menarca tardía y glaucoma de ángulo abierto de tensión normal no son muy significativos, se agregan a la gran cantidad de datos que avalan el rol del estrógeno circulante en la patogénesis del glaucoma.

Conocimientos anteriores al estudio:
•    La menarca tardía asociada con aumento del riesgo de glaucoma de ángulo abierto.

•    Uso de anticonceptivos: el haber utilizado anticonceptivos orales en algún momento no está asociado con riesgo de glaucoma de ángulo abierto.

Aportes del presente estudio:
•    Edad de menarca y glaucoma: la menarca tardía estuvo asociada al incremento del riesgo de glaucoma de ángulo abierto en su variante de tensión normal. (PIO > 22 mmHg).

•    Uso de anticonceptovos orales y glaucoma: el uso de anticonceptivos orales durante ≥5 años estuvo levemente asociado con incremento del riesgo de glaucoma de ángulo abierto. Asimismo, hubo una asociación inversa entre el momento en que se dejaron de utilizar los anticonceptivos orales y glaucoma. Dicha información avala el rol del estrógeno circulante en la patogénesis del glaucoma. En el presente estudio, la información sobre salud reproductiva se reunió antes del diagnóstico de glaucoma, lo que reduce el sesgo de recuerdo.

Conclusiones:
El uso de anticonceptivos orales por ≥5 años estuvo asociado con un leve incremento del riesgo de glaucoma de ángulo abierto. Esta información avala el rol del estrógeno circulante en la patogénesis del glaucoma.

♦ Síntesis y traducción: Martín Mocorrea, editor responsable de Intramed en la especialidad de oftalmología.

Bibliografía:
1 Hulsman CA, Westendorp IC, Ramrattan RS, Wolfs RC, Witteman JC, Vingerling JR et al. Is open-angle glaucoma associated with early menopause? The Rotterdam Study. Am J Epidemiol 2001; 154: 138–144.
2 Pasquale LR, Rosner BA, Hankinson SE, Kang JH. Attributes of female reproductive aging and their relation to primary open-angle glaucoma: a prospective study. J Glaucoma 2007; 16: 598–605.
3 Affinito P, Di Spiezio Sardo A, Di Carlo C, Sammartino A, Tommaselli GA, Bifulco G et al. Effects of hormone replacement therapy on ocular function in postmenopause. Menopause 2003; 10: 482–487.
4 Sorrentino C, Affinito P, Mattace Raso F, Loffredo M, Merlino P, Loffredo A et al. Effect of hormone replacement therapy on postmenopausal ocular function. Minerva Ginecol 1998; 50: 19–24.
5 Sator MO, Joura EA, Frigo P, Kurz C, Metka M, Hommer A et al. Hormone replacement therapy and intraocular pressure. Maturitas 1997; 28: 55–58.
6 Uncu G, Avci R, Uncu Y, Kaymaz C, Develioglu O. The effects of different hormone replacement therapy regimens on tear function, intraocular pressure and lens opacity. Gynecol Endocrinol 2006; 22: 501–505.

 

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022