En nujeres mayores | 26 NOV 13

Asocian la obesidad con las limitaciones de la movilidad

Mantener la capacidad de caminar es fundamental para los adultos mayores, en especial para conservar la independencia.
Fuente: Reuters 

Por Shereen Jegtvig

NUEVA YORK (Reuters Health) - Cuidar el peso después de la menopausia aumenta las posibilidades de llegar a los 80 años sin perder salud ni movilidad, según demuestra un nuevo estudio.

Las mujeres tienden a engordar después de la menopausia. Pero poco se sabe sobre cómo esos kilos de más limitan su capacidad de moverse de manera independiente.

"Elegimos hacer este estudio porque queríamos conocer más sobre el estado de salud de las adultas mayores, un segmento poblacional de Estados Unidos que sigue creciendo", dijo por e-mail la autora principal, Eileen Rillamas-Sun, del Centro de Investigación Oncológica Fred Hutchinson, Seattle, Washington.

"Sabemos que el estado de salud de las mujeres mayores varía ampliamente y nos concentramos en la obesidad por su elevada prevalencia en este país".

El equipo de Rillamas-Sun estudió a 36.611 mujeres que habían participado de un estudio sobre la salud femenina entre 1993 y 1998, cuando tenían entre 66 y 81 años.

El seguimiento duró casi 19 años. Los autores querían registrar cómo se asociaba el IMC y la circunferencia de cintura con el riesgo de morir o desarrollar enfermedades crónicas o limitaciones de la movilidad a los 85 años de edad.

Las mujeres obesas al inicio del estudio eran más propensas que el resto a sufrir esas limitaciones de la movilidad. Del grupo que llegó a los 86 años, 6702 tenían discapacidades.

El 12 por ciento de las que habían ingresado al estudio con un peso saludable tenía limitaciones físicas a los 85 años, comparado con el 18 por ciento de las participantes con sobrepeso y el 26-34 por ciento de las mujeres obesas, según publica el equipo en JAMA Internal Medicine.

El 25 por ciento de las mujeres con una circunferencia de más de 88 cm tenía limitaciones físicas a los 85, versus el 14 por ciento de las mujeres con una cintura más pequeña.

"Este es un resultado importante porque mantener la capacidad de caminar es fundamental para los adultos mayores, en especial para conservar la independencia", dijo Rillamas-Sun.

Comparado con el peso normal, el sobrepeso y la obesidad también aumentaban el riesgo de morir o desarrollar enfermedades crónicas, como diabetes, enfermedad cardíaca y cáncer.

Por suerte, según señaló Rillamas-Sun, es fácil conocer el IMC y la circunferencia de cintura. Con esta información, cada uno puede evaluar su propio riesgo. El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre posee una calculadora del IMC en el sitio online http://1.usa.gov/XBIO5L.

"Los mayores de 85 son un grupo poblacional que está creciendo rápidamente", dijo la doctora Sharon Brangman, presidente saliente de la Sociedad Estadounidense de Geriatría y responsable de geriatría de SUNY Upstate Medical University, Syracuse.

Brangman, que no participó del estudio, opinó que los resultados destacan la importancia de la alimentación saludable y el ejercicio diario.

FUENTE: JAMA Internal Medicine

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022