Evoluciona peor los pacientes con infarto más enfermos | 12 NOV 13

¿Qué pasa cuando los nuevos residentes llegan al hospital?

Pacientes más enfermos que sufren un infarto evolucionan peor.
Fuente: Reuters 

Por C. E. Huggins

NUEVA YORK (Reuters Health) - Existe el rumor de que el peor lugar y momento para caer enfermo es en un hospital académico en el mes de julio, cuando ingresan los nuevos residentes y otros ascienden. Ahora, un estudio sobre víctimas de infarto indica que ese patrón llamado "efecto julio" existe, pero sólo en los pacientes más enfermos.

"Los que ya tienen alto riesgo de morir en el hospital, por su edad y otras enfermedad (coexistentes), probablemente sean los más vulnerables a la inexperiencia clínica en julio", dijo el autor principal, doctor Anupam Jena, de la Facultad de Medicina de Harvard, Boston.

Pero el doctor Gary Rosenthal, autor de un editorial sobre el estudio, aseguró que internarse en julio "no debe ser motivo de gran preocupación".

"Si el fenómeno (del efecto julio) realmente existe, este estudio dice que se limita a los pacientes más enfermos", aseguró Rosenthal, de Hospital y Clínicas de University of Iowa, Ciudad de Iowa.

El equipo de Jena analizó las historias clínicas de pacientes estadounidenses internados por un infarto en mayo o julio del período 2002-2008.

Incluyó información de 19.054 personas con alto riesgo de morir por su edad, género y otras enfermedades, y 57.163 pacientes de bajo riesgo internados en uno de 98 hospitales con orientación académica o 1.353 hospitales no universitarios.

El riesgo de morir en el hospital de los pacientes más enfermos era un 30 por ciento más alto cuando la internación era en julio, en lugar de mayo, en un hospital orientado a la enseñanza, según publica el equipo en Circulation.

En esos hospitales, el 23 por ciento de los pacientes de alto riesgo murió en julio, versus el 19 por ciento en mayo. En cambio, la proporción que falleció en mayo y julio en los hospitales no universitarios fue similar: entre el 22 y 23 por ciento de los pacientes de alto riesgo en ambos meses.

Lo mismo ocurrió en ambos meses y ambos tipos de hospitales con los pacientes de bajo riesgo que habían sido internados por un infarto.

Las complicaciones por sangrado y colocación de stents no explicaron la diferencia en la mortalidad de los pacientes más enfermos atendidos en los centros universitarios porque no variaron entre mayo y julio en ambos tipos de hospitales.

"Nuestro estudio es distinto porque identifica que el efecto julio no se aplicaría a todos los pacientes, sino a aquellos en los que pequeños errores clínicos o la falta de experiencia médica influiría en los resultados", dijo Jena.

Rosenthal coincidió en que el estudio es un aporte único por la gran cantidad de hospitales universitarios y no universitarios participantes.

Pero aclaró que la causa de internación de los pacientes estudiados (con un infarto agudo de miocardio) es sólo el 2 por ciento de todos los ingresos hospitalarios de Estados Unidos. De modo que el efecto julio no se aplicaría a los pacientes con otras enfermedades.

Señaló también que el análisis de los datos de los 12 meses del año demostró que los pacientes de los hospitales académicos generalmente evolucionaban mejor, con menor riesgo de muerte que los pacientes atendidos en los centros sin orientación académica.

"Este estudio demuestra claramente que hasta julio los pacientes evolucionaban tan bien en los hospitales universitarios como en otros hospitales", dijo Rosenthal.

FUENTE: Circulation

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022