En espacial sobre la diabetes | 05 NOV 13

La cirugía supera otras alternativas en algunos pacientes obesos

Lo más importante fue el efecto del descenso de peso en la diabetes.
Fuente: Reuters 

Por Kathryn Doyle

NUEVA YORK (Reuters) - La dieta, el ejercicio y los fármacos ayudan a los pacientes obesos a mejorar su salud, pero la cirugía para adelgazar es superior para eliminar los kilos de más y tratar la diabetes tipo 2, según demuestra una revisión de los estudios publicados.

Esas investigaciones realizaron seguimientos a los participantes durante apenas dos años, por lo que los autores aclaran que los resultados podrían variar en el tiempo.

La cirugía bariátrica, como el bypass o la banda gástrica, reduce el tamaño del estómago y ayuda a que el paciente consuma pequeñas raciones de alimentos.

La revisión incluyó 11 estudios sobre casi 800 pacientes operados o tratados con cambios del estilo de vida o dieta. El grupo tratado con cirugía bariátrica había adelgazado unos 25 kilos más que los otros pacientes.

La operación permitió que los participantes operados adelgazaran entre 20 y 45 kilos, además de normalizar más que el resto de las intervenciones los niveles de glucosa en sangre en los pacientes con diabetes tipo 2.

"Aunque se intentó analizar varias enfermedades, lo más importante fue el efecto del descenso de peso en la diabetes y la efectividad relativa de los enfoques no quirúrgico versus la cirugía", dijo el doctor Paul O'Brien, que utilizó por primera vez en Australia el procedimiento Lap-Band en 1994 y fundó el Centro para la Investigación de la Obesidad y la Educación de la Universidad Monash, Melbourne.

"El mensaje claro es que la cirugía bariátrica ofrece un resultado superior", indicó O'Brien, que no participó del estudio.

"Dado que en el mundo hay unos 300 millones de personas con diabetes tipo 2 y la mitad tendría obesidad, estos resultados son una enorme posibilidad para mejorar la salud", agregó.

Pero dos años no es demasiado tiempo para juzgar los resultados y el análisis incluyó pocos estudios y pacientes, según publica en BMJ el equipo de Viktoria L. Gloy, del Hospital Universitario de Basilea, Suiza.

O'Brien opinó que aún faltan estudios prolongados, de costo efectividad y comparativos de las distintas cirugías. Los autores no respondieron las consultas de Reuters Health antes del cierre de esta noticia.

La cirugía está recomendada para las personas con un IMC de por lo menos 40 o 35 si tienen comorbilidades (diabetes o apnea del sueño grave).

"Hay que señalar que la mayoría de los estudios sugieren que la cirugía bariátrica combinada con el manejo intensivo del estilo de vida supera los cambios de hábitos exclusivamente", dijo el doctor Richdeep Gill, cirujano de la Universidad de Alberta, Canadá.

Consideró también la importancia de informar a los pacientes sobre los riesgos de la cirugía que, según afirman los Institutos Nacionales de Salud, incluyen reacciones alérgicas a la anestesia, formación de coágulos sanguíneos, complicaciones respiratorias, infarto, accidente cerebrovascular o infecciones.

En la revisión, el 15 por ciento del grupo operado desarrolló anemia postquirúrgica y el 8 por ciento necesitó una segunda cirugía.

FUENTE: BMJ

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021