Garantizar la comprensión es parte del tratamiento | 01 NOV 13

¿Está seguro de que su paciente lo comprendió?

Evaluar la compresión de la información de salud beneficia a los pacientes.
Fuente: Reuters 

Por Shereen Jegtvig

NUEVA YORK (Reuters Health) - A menudo, los médicos asumen que sus pacientes comprenden lo que les explican y no siempre advierten si existe alguna confusión. Un nuevo estudio demuestra que evaluar el nivel de "comprensión de la información de salud" ayuda a los pacientes.

Un equipo de un centro de Arizona analizó cómo una prueba breve influiría en la forma en que los pacientes se sienten con el tratamiento. Observó que no producía daño alguno y mejoraba la satisfacción con la atención.

"El beneficio principal de la evaluación es que los médicos sepan que hay pacientes con bajo nivel de comprensión de la información de salud en su consulta", dijo el autor principal, Ian Komenaka, del Centro de Medicina Maricopa, Phoenix, Arizona.

"La mayoría asume que los pacientes comprenden todo, pero no es así", agregó.

La capacidad de comprender y utilizar la información sobre salud depende de las habilidades individuales y la complejidad con la que se presenta esa información. Las personas con bajo nivel de comprensión no sabrían, por ejemplo, cómo usar los medicamentos o cumplir ciertas indicaciones médicas.

En el 2003, un estudio del Gobierno de Estados Unidos identificó a 89 millones de estadounidense con un bajo nivel de comprensión de la información de salud en todos los segmentos sociales.

"Esos pacientes no evolucionan como podrían en una gran cantidad de enfermedades, lo que eleva los costos para la sociedad", dijo Komenaka.

Los tests tienen que ser breves y sencillos para que los pacientes no se sientan incómodos en la consulta. A menudo no se utilizan porque la mayoría demanda entre 8 y 22 minutos, según explicó el autor.

En Surgery, el equipo de Komenaka publica los resultados obtenidos con una herramienta de evaluación llamada Nuevos Signos Vitales (NVS, por su nombre en inglés) y que se aplica en dos minutos.

Durante dos años, a todas las pacientes de una clínica de cirugía mamaria de Phoenix se les realizó el test en las consultas de rutina.

Las pacientes leían una etiqueta nutricional, como las que incluyen los alimentos. Luego, el entrevistador les hacía cinco preguntas sobre la etiqueta en español o inglés, según prefería cada una. Cada respuesta correcta valía un punto. Un puntaje de entre cuatro y seis indicaba un nivel de comprensión adecuado, mientras que menos de cuatro sugería alguna posible limitación.

Participaron 2.025 mujeres, de las que 391 obtuvieron cuatro puntos o más. Más de la mitad (1.229) obtuvo entre cero y un punto, mientras que 405 alcanzaron los dos o tres puntos.

Las pacientes también calificaron del uno al cinco su nivel de satisfacción general con las consultas en la clínica, tanto el año previo a la evaluación con la NVS y en los dos años del estudio.

El nivel promedio antes del estudio era de 3,7 puntos, mientras que en el primer año de la evaluación aumentó a 3,8 y a 4,1 en el segundo año.

Estos resultados, según asegura el equipo, indican que la evaluación no tuvo un efecto negativo en la satisfacción de las pacientes.

En el 2011, durante el segundo año del estudio, los profesionales de la clínica comenzaron a comunicarse mejor con las pacientes con niveles de comprensión de entre cero y dos puntos. La estrategia incluía el uso de gráficos y videos informativos, en lugar de textos, para explicar cómo se realizarían las biopsias y otros procedimientos.

Dado que el estudio fue sólo sobre mujeres, el equipo ignora si los resultados podrían aplicarse a los hombres.

FUENTE: Surgery

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023