"Algo nos dice que se relajan con el tiempo" | 08 OCT 13

Después de un Melanoma, los pacientes vuelven a tomar sol

Las precauciones iniciales se irían desvaneciendo.
Fuente: Reuters 

By Genevra Pittman

NUEVA YORK (Reuters Health) - Las personas que superan un cáncer de piel tienden a exponerse nuevamente al sol al año siguiente del diagnóstico con alguna crema protectora, según un estudio, que sugiere que estas precauciones iniciales se irían desvaneciendo.

A los dos o tres años del diagnóstico de un melanoma, los autores observaron que los pacientes pasaban varios días al sol y se exponían a tanta radiación UV como las personas sin la enfermedad.

"Algo nos dice que se relajan con el tiempo", dijo la autora principal del estudio, la doctora Luise Idorn, del Hospital Bispebjerg de Copenhague, Dinamarca.

"Pensamos que retoman los viejos hábitos", agregó.

La Sociedad Estadounidense del Cáncer señala que los casos de melanoma crecieron en Estados Unidos y predice que en el 2013 se diagnosticarán unos 76.000 melanomas.

El equipo de Idorn estudió a 20 personas durante tres veranos después de que les diagnosticaran un melanoma y los compararon con otras 20 personas sin la enfermedad de la misma edad, sexo y tipo de piel.

Los médicos registraron cuánto tiempo pasaban al sol los participantes del estudio y si utilizaban protector solar todos los días. Además, usaron relojes para medir la exposición a la radiación UV.

En el primer verano posterior al diagnóstico, los pacientes pasaron menos días al sol que los participantes sin la enfermedad. Sin embargo, esa exposición diaria aumentó un 25 por ciento al segundo verano y volvió a incrementarse al año siguiente.

En cambio, los participantes sin melanoma mantuvieron su nivel de exposición durante los tres veranos.

En el tercer verano, la exposición a los rayos UV tendía a ser mayor en los pacientes analizados que en el grupo sin cáncer, pero esa diferencia era tan pequeña que podría atribuirse al azar, según publica el equipo en JAMA Dermatology.

La mitad de los participantes sin cáncer y el 60 por ciento del grupo con melanoma se había bronceado por lo menos una vez durante el estudio.

"Hubiera pensado que el diagnóstico de melanoma modificaría la conducta. Este estudio indica que los pacientes toman precauciones, pero sólo el primer año después del diagnóstico", dijo Idorn.

"Es preocupante saber que esos pacientes, que tienen un alto riesgo de padecer un segundo melanoma, no estén controlando su exposición al sol", sostuvo Brenda Cartmel, de la Facultad de Salud Pública de Yale, quien no participó del estudio.

El equipo advirtió que el estudio es pequeño y no incluyó información sobre la exposición solar de los pacientes previa a la aparición del melanoma.

La dermatóloga Brundha Balaraman, de la Facultad de Medicina de Washington University, St. Louis, consideró que los resultados "no son completamente sorpresivos" porque el cáncer de piel es más común en personas que pasan mucho tiempo al sol.

"Habría que evaluar las conductas con el sol antes y después del diagnóstico de melanoma para conocer si un paciente mejora esos hábitos", propuso Balaraman, que no participó del estudio.

FUENTE: JAMA Dermatology

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021