Pero no reduce la mortalidad | 09 SEP 13

Se reducen tiempos de angioplastia en el IAM

La mortalidad de los pacientes que no pudieron accede a una ICP en 90 minutos fue el doble.
Fuente: Reuters 

By Gene and Emery

NUEVA YORK (Reuters Health) - En un buen hospital, las víctimas de un infarto ingresan al quirófano para eliminar la obstrucción arterial en 90 minutos.

Un nuevo estudio demuestra que reducir aún más ese período no disminuye significativamente el riesgo de morir en el hospital.

El análisis, en el que se evaluó el llamado período puerta-balón utilizado para evaluar la calidad de la atención del infarto, reveló que restar más minutos a la meta de los 90 minutos no tuvo los resultados esperados.

El estudio sugiere que habría que prestar más atención a que las víctimas lleguen antes al hospital para recibir tratamiento, generalmente con un balón o un stent, intervención coronaria percutánea (ICP).

"El tiempo puerta-balón es un indicador clave con el que se evalúa el trabajo de los hospitales que realizan ICP. No desaparecerá con este estudio, ni debería hacerlo", dijo el doctor Joseph Fredi, cardiólogo intervencionista del Instituto de Medicina Cardíaca y Vascular del Centro Médico de Vanderbilt University, Nashville, Tennessee, y que no participó del estudio.

"La mortalidad de los pacientes que no pudieron accede a una ICP en 90 minutos fue el doble que en los pacientes tratados en 90 minutos o menos"

"Nadie debería pensar que los médicos podríamos empezar a relajarnos y no movamos cielo y tierra para alcanzar esa meta, como lo están haciendo los hospitales".

De hecho, en el estudio, la mortalidad de los pacientes que no pudieron accede a una ICP en 90 minutos fue el doble que en los pacientes tratados en 90 minutos o menos, según publica New England Journal of Medicine.

El coautor del estudio, doctor Hitinder Gurm, de University of Michigan y el Sistema de Salud del Departamento de Asuntos del Veterano de Ann Arbor, dijo: "Pienso que no hay nada más que podamos hacer en el hospital".

Reducir el tiempo de atención hospitalaria "es un esfuerzo que fue exitoso, pero ahora tenemos que mirar más allá" y lograr que los pacientes lleguen antes al hospital, según comentó.

"Tenemos que concentrarnos en el tiempo total de isquemia", señaló sobre el período que el músculo cardíaco no recibe oxígeno.

"Cuando un paciente demora horas en llegar al hospital, los 60 o 90 minutos del tratamiento no influyen demasiado." Aseguró que "el mayor beneficio es en las dos o tres primeras horas. Si mejoramos el tiempo de llegada, empezaremos a notar la reducción (de la mortalidad)".

Pero Freedi advirtió que esa es sólo una teoría. "Sería más complicado que decir que todo estará bien si restablecemos el flujo sanguíneo."

Un estudio previo sobre un grupo de pacientes de Michigan había hallado sorprendentemente que la reducción del tiempo puerta-balón no disminuía la mortalidad. Entonces, el equipo de Gurm analizó 96.738 casos con elevación del segmento ST de 515 hospitales de Estados Unidos (el infarto con elevación del segmento ST es el más dañino).

Los autores analizaron la mortalidad a los 30 días. Durante el primer año del estudio, el tiempo puerta-balón promedio era de 83 minutos con una tasa de mortalidad ajustada según los factores de riesgo de los pacientes del 5 por ciento.

A los tres años, el tiempo disminuyó a 67 minutos, pero con una mortalidad del 4,7 por ciento, una diferencia no significativa. "Nuestros resultados generan preguntas sobre el papel del tiempo puerta-balón como punto central de la evaluación del rendimiento y la información pública", concluyeron los autores.

FUENTE: New England Journal of Medicine

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022