Redes sociales | 09 SEP 13

La confidencialidad y las redes sociales

Un estudio sobre el mal uso de Twitter entre médicos y estudiantes de medicina.
Autor/a: Anne Brynolf, Stefan Johansson, Ester Appelgren, Niels Lynoe, Ester Appelgren, Anna-Karin Edstedt Bonamy BMJ Open2013;3:e002988

En Octubre de 2012, el mayor sitio de las redes sociales, Facebook, reportó más de mil millones de usuarios activos

La participación de los médicos en las redes sociales es un tema de creciente interés.

Particular atención se ha prestado a las posibles violaciones de la confidencialidad del paciente y la necesidad de directrices éticas. Sin embargo, cuando se utiliza correctamente y con cuidado, la participación en las redes sociales podría ayudar a los médicos y estudiantes de medicina a difundir correctamente información valiosa.

En 2011, Chrétien y col. publicaron un estudio en JAMA en el que se revisaron los tweets escritos por un selecto grupo de 260 médicos de habla Inglesa, todos ellos contaban en su haber con 500 o más seguidores. En esta investigación se han evidenciado infracciones ética, comportamiento poco profesional y se encontraron posibles violaciones de la confidencialidad del paciente.

Desde 2010, cuando se recogieron los datos, el número de usuarios de Twitter ha aumentado dramáticamente. Es razonable suponer que la presencia de médicos y profesionales de la medicina en Twitter ha aumentado también. En este estudio, el objetivo fue investigar si se había producido comportamiento no ético o no profesional en la población de médicos de habla sueca y estudiantes de medicina, en la red social Twitter.

Método
En abril de 2012, se recogió información de las cuentas de usuarios de Twitter que escriben en sueco.

Los datos fueron recuperados de la base de datos de Twitter abierta (api.twitter.com) e incluyeron información de los usuarios de habla sueca, con cuenta activa.

Los Tweets se identificaron a través de la librería de código abierto LanguageDetect.10. El software de identificación de idioma reconoce tres combinaciones de letras específicas, que aparecen con una cierta frecuencia en un determinado lenguaje.

Por cada cuenta abierta, los tweets de los seguidores de esa cuenta fueron recuperados y analizados. Se excluyeron los seguidores que no hablan sueco y seguidores sin tweets.

La información de la cuenta obtenida contenía el nombre de usuario, tweets, fecha del registro como usuario, entre otros datos.

Población de estudio
En total, 298.819 cuentas fueron reconocidas como pertenecientes a usuarios suecos.

Se definieron las palabras clave. Se excluyeron a los usuarios no médicos que habían utilizado las palabras clave. Se excluyeron cuentas falsas y publicidad.

Finalmente se compilaron 237 cuentas. De estas 237 cuentas, los 100 tweets más recientes por cuenta fueron analizados (n = 13.780). Para las cuentas con menos de 100 tweets, se incluyeron todos los tweets disponibles. Los tweets reenviados ('retweets') sin comentarios se eliminaron sin un análisis previo.

Categorización de los tweets
Se evaluaron los tweets según el Código de Ética de la Asociación Médica Sueca.

En una primera etapa, los tweets se clasificaron como “no relacionados a salud” y tweets “relacionados a salud" (por ejemplo, información sobre guías clínicas, temas de salud o enlaces a artículos científicos médicos).

En el segundo paso, los tweets “no relacionados a salud” fueron revisados y cada tweet fue clasificado como" neutral "o" poco profesional".

Los Tweets "poco profesional" narran fenómenos como la embriaguez, la resaca o blasfemias.

En el tercer paso, se revisaron los tweets de la categoría “relacionados a salud" y fueron clasificados como 'neutral' o 'profesional'.

Los tweets "poco profesional" incluían narraciones que afectaban la privacidad de la información del paciente.

Estos tweets codificados como "poco profesional" fueron revisados de forma independiente por dos de los autores del trabajo y la lista final se aprobó mediante consenso.

Los tweets que no fueron consideradas "poco profesional" por unanimidad fueron recodificadas como "neutral".

El análisis estadístico incluyó el cálculo del Chi cuadrado.

En total, se establecieron 237 cuentas de Twitter como pertenecientes a médicos y estudiantes de medicina. De ellos, 216 (91,1%) se registraron con nombres y apellidos. Del total, 91 usuarios (38,4%) se declararon a sí mismos como estudiantes de medicina, 10 (4,2%) estaban en los programas de formación práctica y los 136 restantes (57,4%) eran médicos.

La mediana del número de tweets por usuario fue de 81. Setenta usuarios (29,5%) habían publicado más de un tweet por día en promedio.

El número seguidores por cada médico y estudiante de medicina usuario de Twitter osciló entre 0 y 2349 (mediana de 55) El tweet más antiguo opinión fue publicado en julio de 2007, el más reciente en marzo de 2012.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023