Ergonomía y eficacia | 17 ENE 19

Sugerencias prácticas de endodoncia para el odontólogo general

Conocer profundamente qué equipo uno está utilizando durante el tratamiento es un requisito previo vital para alcanzar un resultado excelente.
Autor/a: Oral Health Fuente: Comentario y resumen objetivo: Dra. Karina Esquenazi Oral Health Journal

El poder realizar el tratamiento endodóntico con seguridad y eficientemente es una función de tres componentes primarios:

1.
Elegir correctamente los casos para el tratamiento o para derivación.

Es difícil realizar un análisis simple y arbitrario de los casos que podrían ser derivados, y cuales pueden ser resueltos por el odontólogo general. Según la experiencia del autor, el 75% de su práctica son retratamientos  o la terminación de tratamientos que se han comenzado pero no se han concluido, los cuales representan muy frecuentemente un desafío clínico ya que se han introducido dificultades en el tratamiento que antes no existían ( perforaciones, instrumentos fracturados, obstrucciones, etc).

Si el odontólogo general tiene el tiempo, las habilidades, el equipo y la voluntad de realizar el tratamiento de manera óptima, debe ser realizado por el mismo en tiempo y forma. Cuando estos factores no están presentes es necesaria la remisión a un odontólogo más experto. Tiene valor una decisión honesta de parte del clínico de determinar, en la situación dada, si él es el mejor individuo para tratar a ese paciente particular en aquel momento.

El clínico debe también considerar cualquier desafío del manejo del tratamiento que exista. También debe tener en cuenta que un tratamiento derivado a otro no es un honorario perdido, sino que debe ver la posibilidad de que un paciente referido por las razones correctas es probablemente un paciente con quien aumentará la confianza y esto tendrá sus retribuciones. Este panorama es mejor que el de un paciente que, después de que 1 o 2 visitas problemáticas y un acontecimiento iatrogénico, decida que el clínico original no manejó la situación correctamente y después decida atenderse con otro profesional. Es una situación desafortunada, pero sucede a menudo.

La determinación de riesgos y de complejidad del caso es esencial. En fin, la apreciación del desafío que sobrevendrá (por ejemplo, longitud de la raíz, curvatura, calcificación, números de raíces, entre otros desafíos clínicos) puede  evitar cualquier situación iatrogénica. Por ejemplo, la lima de RNT(instrumental rotatorio) puede fracturarse o donde puede ocurrir un perforación ,antes de que suceda puede evitarse.

2. Organizar el equipo correctamente al más alto grado posible antes del tratamiento, para poderlo utilizarlo sin mayores esfuerzos en el tratamiento clínico. Saber qué equipo uno está utilizando durante el tratamiento es un requisito previo vital para lograr un resultado excelente.

Conocer la técnica y contar con el equipo adecuado para facilitar este tratamiento es un paso significativo para que los procedimientos fluyan suavemente y eficientemente. Entendiendo, por ejemplo, lo que es el control de la fuerza rotatoria y cómo es el trabajo del auto reverso de la fuerza rotatoria de los motores es una noción fundamental con respecto a hacer el trabajo con limas de RNT(instrumental rotatorio) y así poder aprovechar sus mayores beneficios.

Primero, la organización de las limas en el orden en el cual serán utilizadas son altamente beneficiosos. Las limas de uso manual se utilizan como pioneros para localizar la trayectoria, para la  exploración  de los conductos, así como para crear una trayectoria de deslizamiento antes del uso de los instrumentos de RNT(rotatorio). Como tal, el clínico debe tener bastantes limas pequeñas tipo K disponibles para los procedimientos antes mencionados.

Para un molar  podría necesitar 1 paquete de limas tipo k nº 6,  nº 8, nº 10  y varias limas  nº 15 K para localizar  explorar el espacio del canal, y para crear adecuadamente la trayectoria de deslizamiento antes del uso de las  limas de RNT. Una trayectoria de deslizamiento representa un canal que se ha trabajado con una lima k nº 15 antes de que se empleen las limas de RNT.

Mientras que los métodos para el uso de las limas de RNT pueden variar, según la experiencia del autor utilizar RNT de la corona hacia abajo en cualquier tercio dado del canal, es el método más eficaz para la prevención de la fractura del instrumental, de la obstrucción y de acontecimientos iatrogénicos de todos tipo.

Realizando la instrumentación de la corona hacia abajo, usando limas de RNT de mayor a menor tamaño de la extremidad puede proporcionar una preparación segura y eficaz del canal que reduzca al mínimo cualquier acontecimiento iatrogénico posible. Teniendo las limas de RNT alineadas en la esponja en el orden previsto de uso, puede permitir que el clínico los utilice de la manera más eficaz posible.

El autor utiliza el sistema de limas K3 RNT (SybronEndo, Orange, CA). Éstos se colocan en la esponja en el orden previsto de uso de ahusamientos más grandes a más pequeño. K3 es un sistema completo y, como tal, se puede utilizar de varias maneras y de configuraciones del paquete con el ahusamiento, los tamaños de la extremidad o ambos que varían. Además, uno puede crear sus propias configuraciones del paquete para sus esponjas eligiendo las limas clasificadas que proporcionan el uso más ideal basado en la experiencia del clínico.

En cualquier caso, usar el sistema K3 de ahusamientos más grandes a más pequeño crea intrínsecamente una preparación de la corona hacia abajo ya que cada lima que es insertada sucesivamente avanza más lejos apicalmente que su precursor.

Accionando las limas RNT con los motores eléctricos brinda mayor eficacia de funcionamiento. Hay dos sistemas en el mercado hoy que el autor considera ser avanzados para la capacidad del motor eléctrico, en el esfuerzo de realzar la seguridad y la eficacia de cualquier sistema dado de RNT, no solo K3. Éstos son el sistema del TLC de Kavo ELECTROtorque (Kavo, Lake Zurich, IL) y los TCM III (SybronEndo, Orange, CA). El TCM III es un solo motor  con un enchufe eléctrico. El motor es muy confiable, tiene control auto reversa y del esfuerzo de torsión y es accesible. No es recargable.

Por otra parte, el autor utiliza  K3 en 900 RPM con el control del esfuerzo de torsión apagado. El fabricante recomienda que se utilicen en 350 RPM. Tales velocidades rotatorias más rápidas son posibles si el contacto de la lima contra la pared del canal se reduce al mínimo, a 1-2 milímetros por inserción.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2023