Tratamiento | 10 MAR 14

Tacrolimus en ungüento al 0.1% en psoriasis ungueal

A pesar de los avances recientes en el tratamiento de la psoriasis, las opciones terapéuticas para la psoriasis ungueal son muy limitadas, particularmente cuando es la única manifestación de la enfermedad
Autor/a: Dres. C. De Simone, A. Maiorino, F. Tassone, M. D’Agostino, G. Caldarola. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2013 Aug; 27(8):1003-6.

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que afecta al 2-3% de la población mundial.  Se caracteriza por presentar lesiones eritematosas y escamosas, con una distribución localizada o difusa, y se asocia con artritis inflamatoria en el 5-30% de los pacientes, dependiendo de la muestra.  Casi el 90% de los pacientes con psoriasis experimentan compromiso de las uñas durante la vida, según lo estableció Samman y col, y algunas veces esta puede ser la única manifestación de la enfermedad. 

La onicopatía psoriásica puede presentar diferentes signos clínicos dependiendo de la estructura involucrada en la unidad ungueal.

El compromiso de la matriz ungueal se representa por pitting irregular, irregularidad ungueal, leuconiquia y manchas rojas en la lúnula, mientras que los signos del lecho ungueal involucran  los parches color salmón, onicolisis, hemorragias en astilla, hiperqueratosis y engrosamiento ungueal.  Sin embargo, todos estos signos no son específicos de psoriasis y pueden encontrarse en varias condiciones cutáneas.  El impacto de la onicopatía en la calidad de vida de los pacientes con psoriasis es muy alta, particularmente si se consideran en términos de pobre apariencia cosmética, dolor y limitación en la actividad de la vida diaria.  Sin embargo, a pesar de los recientes avances en el tratamiento de la psoriasis, las opciones terapéuticas de la psoriasis ungueal son limitadas, particularmente cuando es la única manifestación de la enfermedad.

Se ha evaluado la eficacia varias terapias sistémicas y tópicos, pero desafortunadamente sus resultados/o efectos adversos son desalentadores.  Además, la elección del tratamiento es influenciada por varios factores, como la motivación del paciente y adherencia, el impacto de la calidad de vida, la severidad del compromiso cutáneo y articular concomitante, y la presencia de comorbilidades.

En este estudio se determina la eficacia y seguridad del tratamiento tópico con tacrolimus al 0.1% en ungüento en psoriasis ungueal.

Se enrolaron pacientes con psoriasis atendidos desde setiembre del 2010 a junio del 2011 con diagnóstico de psoriasis en uñas de manos.

El diagnóstico de psoriasis ungueal se establece por la clínica, basado en la presencia de lesiones cutáneas típicas, en al menos 1 dedo afectado de ambas manos, uno o más signos ungueales, como pitting irregular, parches color salmón (mancha de aceite), onicolisis, hemorragias en astilla, hiperqueratosis en el lecho ungueal, leuconiquia, manchas rojas en la lúnula. 

Ningún paciente presentó clínica de onicomicosis, y ningún paciente se había aplicado terapias tópicas en las uñas ni recibía tratamiento sistémico aprobado para la psoriasis los 3 meses previos al enrolamiento.

Cada paciente, se aplicaba tacrolimus en unguento al 0.1% solo en las uñas afectadas en la mano seleccionada, mientras que las uñas de la otra mano no recibían tratamiento. El tacrolimus se aplicaba por 12 semanas en los pliegues ungueales de las uñas afectadas, sin oclusión. La aplicación se realizaba 1 vez al día antes de acostarse, y se instruía a los pacientes de no lavarse las manos hasta la mañana siguiente.  Se evaluaba la severidad de la psoriasis ungueal basal (enrolamiento), y luego a las 6 y 12 semanas de la terapia ungueal usando el índice de severidad de psoriasis ungueal (NAPSI) score, siempre realizado por el mismo investigador, ciego al tratamiento. El score NAPSI se calculaba dividiendo cada uña en 4 cuadrantes otorgando una puntuación para la psoriasis del lecho ungueal (0-4) y matriz ungueal (0-4) dependiendo de la presencia de alguna de las características de la psoriasis ungueal en ese cuadrante. Cada uña puede tener un score total de 0-8, y cada mano un score de 0-40. También se realizaba el NAPSI modificado (variando de 0 a 24), con una evaluación de severidad (0-3) para psoriasis del lecho ungueal y de la matriz en cada cuadrante.  Para determinar la respuesta terapéutica global, el mismo investigador realizó una evaluación clínica global (PGA: determinación global por el investigador) en cada mano (tratada y no tratada) a la semana 12, utilizando el mismo score: 0 (sin mejoría), 1 (mejoría leve), 2 (mejoría moderada) y 3 (Clara o casi clara).

El objetivo primario fue comparar el cambio medio absoluto en el score NAPSI a la semana 12 en las manos tratadas comparado con las zonas no tratadas. Los objetivos secundarios eran comparar el cambio medio absoluto a la semana 12 en el NAPSI modificado de la uña y el PGA medio en los dos brazos del estudio.
Se enrolaron 21 pacientes con psoriasis (12 masculinos y 9 femeninos, edad media 44.3+-18.9).  La tabla 1 resúme los hallazgos clínicos en el grupo de pacientes basal, y luego de 6 y 12 semanas de tratamiento.  En la basal, la media del score NAPSI fue 23 en las manos tratadas y 19.3 en las no tratadas, y el número de uñas involucradas fue 90 y 81 respectivamente.  Se obtuvo una mejoría estadísticamente significativa a la semana 12 en las manos tratadas comparado con las manos usadas como control (cambio del score NAPSI absoluto13 y 3 respectivamente), con una resolución clínica completa obtenida en 36 uñas tratadas (Figs 1 y 2).  Este dato fue confirmado usando la evaluación del NAPSI modificado y PGA (Tabla 1). 

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021