En todo el mundo | 19 JUL 13

Aumenta la anemia drepanocítica en los recién nacidos

Se esperan más de 400,000 casos anuales para 2050, muestra un estudio.

Robert Preidt

La anemia drepanocítica está en aumento en todo el mundo, y más de 400,000 bebés nacerán con el trastorno hereditario de la sangre en 2050, según un estudio reciente.

En la anemia drepanocítica, los glóbulos rojos en forma de media luna se aglomeran en los vasos sanguíneos pequeños de todo el cuerpo, bloqueando el flujo de sangre y oxígeno.

Es probable que el número de recién nacidos con la enfermedad aumente de unos 305,800 en 2010 a alrededor de 404,200 en 2050, determinaron los investigadores, usando las tasas estimadas por país de anemia drepanocítica e información sobre las tasas de natalidad proyectadas.

Los recién nacidos de India, Nigeria y la República Democrática del Congo conformaron el 57 por ciento de todos los bebés del mundo nacidos con anemia drepanocítica en 2010, y es probable que esa proporción aumente para el 2050.

Las pruebas universales de detección podrían salvar las vidas de casi diez millones de recién nacidos con anemia drepanocítica en todo el mundo, lo que incluye al 85 por ciento de los que se espera que nazca en África Subsahariana, según los autores del estudio que aparece en la edición actual de la revista PLoS Medicine.

Implementar unos servicios básicos de salud para la anemia drepanocítica, como la detección y la vacunación en los recién nacidos, para 2050 podría aumentar la supervivencia de más de cinco millones de recién nacidos con la enfermedad para 2050, según un comunicado de prensa de la revista.

En Estados Unidos, la anemia drepanocítica afecta a entre 70,000 y 100,000 personas, la mayoría afroamericanos, según el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU.

El nuevo estudio "confirma que el sufrimiento global por la [anemia drepanocítica] está aumentando, y subraya la necesidad de desarrollar políticas nacionales específicas para una planificación adecuada de salud pública, sobre todo en países de ingresos bajos y medianos", escribieron Frederic Piel y colegas de la Universidad de Oxford y del Colegio Imperial de Inglaterra, y del Programa de Investigación de KEMRI/Wellcome Trust, en Kenia.

Los hallazgos "subrayan la necesidad de respuesta colaborativas y de mejores datos para la planificación y la monitorización", escribieron en un editorial acompañante David Osrin y Edward Fottrell, del Instituto de Salud Infantil del UCL, en Londres.

FUENTE: PLoS Medicine

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

Contenidos relacionados
Los editores le recomiendan continuar con las siguientes lecturas:
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021