Reporte de la situación en EE.UU. | 15 JUL 13

Se hace más ejercicio, pero también aumenta la obesidad

Según los expertos, lo que falta es el control sobre los alimentos.
Aunque los estadounidenses hacen más ejercicio, la epidemia de obesidad continúa expandiéndose, según informan unos investigadores de la Universidad de Washington.
 
Su estudio realizado durante nueve años de los datos de dos encuestas estadounidenses sugiere que con la actividad física sola no es suficiente para combatir el problema.
 
"Aunque la actividad física ha aumentado considerablemente en la mayoría de los condados, la obesidad también ha seguido incrementándose en casi todos los condados", afirmó la investigadora principal, Laura Dwyer-Lindgren, del Instituto de Medidas y Evaluación de Salud de la universidad.
 
El problema de obesidad está directamente relacionado con cuánto comen los estadounidenses, señaló uno de los autores principales, Ali Mokdad, profesor de salud global en el Instituto de Medidas y Evaluación de Salud.
 
"Los estadounidenses no están controlando suficientemente lo que comen", afirmó. Siguen ingiriendo más energía de la que queman mediante el ejercicio, indicó.
 
Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., más de un tercio de los adultos en EE. UU. son obesos, y la obesidad contribuye a que se contraigan enfermedades crónicas graves, a que los costos médicos sean elevados y a una muerte prematura.
 
"Tenemos que afrontar la realidad de que la obesidad está afectando nuestra salud", señaló Mokdad. "Tenemos que cuidar de nosotros y prestar atención a lo que comemos y a cuánto ejercicio hacemos".
 
Dese 2001 a 2009, el porcentaje de adultos que cumplen con las recomendaciones sobre la actividad física (150 minutos de actividad moderada o 75 minutos de actividad vigorosa a la semana) aumentó en la mayoría de los condados de Estados Unidos, informaron los investigadores el 10 de julio en la revista Population Health Metrics.
 
Pero el porcentaje de adultos considerados obesos también aumentó de manera significativa. "En algunos condados, este aumento superó los 15 puntos de porcentaje", indicó Dwyer-Lindgren.
 
Había muy poca correlación entre los cambios producidos en la obesidad y los cambios en la actividad física, comentaron los investigadores.
 
Había grandes diferencias en 2011 entre los condados que lo hacían mejor y los que lo hacían peor. Menos del 20 por ciento de los hombres eran obesos en algunos condados, mientras que en los demás casi la mitad eran obesos, según el informe. Para las mujeres, la brecha era incluso mayor: desde menos del 20 por ciento en algunos lugares hasta casi el 60 por ciento en otros.
 
La actividad física también mostraba variaciones acusadas, desde aproximadamente un tercio hasta unos tres cuartos, en función del condado, tanto en hombres como en mujeres.
 
Se observaron grandes incrementos en la actividad física en condados como Kentucky, Georgia y Florida, pero el condado de Lewis de Kentucky también tuvo la mayor subida en la obesidad masculina, desde aprox
 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022