Mediante pruebas simples de laboratorio | 06 JUN 13

¿Cómo detectar fibrosis y cirrosis en personas con Hepatitis C?

El cociente aspartato-aminotransferasa/plaquetas es uno de los índices más estudiados.
Fuente: Reuters 

Por Will Boggs

NUEVA YORK (Reuters Health) - Una revisión sistemática de la literatura médica demuestra que varios análisis de sangre, solos o combinados, permiten diagnosticar la fibrosis o la cirrosis por el virus de la hepatitis C (VHC).

Sin embargo, esos análisis no serían tan efectivos para descartar ambas enfermedades.

"Hallamos que distintos índices permitían identificar de manera similarmente efectiva a los pacientes con VHC y signos clínicos significativos de cirrosis o fibrosis", dijo el doctor Roger Chou por e-mail.

"Pruebas relativamente simples realizadas con unos pocos análisis de laboratorio comunes (y relativamente económicos) fueron tan precisas como los índices obtenidos con más pruebas, tests no tan accesibles y análisis patentados".

El cociente aspartato-aminotransferasa/plaquetas (APR, por su nombre en inglés), que es uno de los índices más estudiados, surge de dos análisis de laboratorio comunes (AST y cantidad de plaquetas), y sería una opción razonable, según dijo Chou, de Oregon Health & Science University, Portland.

A pedido de la Agencia para la Investigación y la Calidad de la Atención, Cho y Ngoc Wasson realizaron una revisión sobre la pesquisa del VHC. Analizaron la evidencia disponible de la precisión de los análisis de sangre para diagnosticar la fibrosis en los pacientes con una infección crónica por el VHC.

En Annals of Internal Medicine, el equipo publica que revisó 172 estudios y cuatro informes posteriores sobre tres de esos estudios. Quince estudios eran de buena calidad, cinco eran de baja calidad y el resto, tenían un nivel de calidad promedio.

En el caso de la fibrosis, los siguientes tests tuvieron una especificidad promedio superior a 0,9 con cocientes de probabilidad positivos de entre 5,1 y 10, y cocientes negativos de entre 0,48 y 0,81: cantidad de plaquetas <163.000, un resultado del índice edad-plaquetas de 6,0 o superior, un resultado APRI >1,5, FibroTest >0,70 y resultado de índice de Forns >6,9.

Para la cirrosis, un valor APRI >2,0 estuvo asociado con una especificidad de 0,94, mientras que una cantidad de plaquetas <155.000, un índice edad-plaquetas de 6,0 o superior y un Hepascore <0,801 estuvieron asociados con un rango promedio de especificidad de entre 0,86 y 0,88.

Los cocientes de probabilidad positivos para esos tests oscilaron entre 5,1 y 8,0, mientras que los cocientes negativos lo hicieron entre 0,25 y 0,55.

Sólo el FibroIndex y el FibroTest estuvieron asociados con cocientes de probabilidad negativos para la fibrosis dentro del rango de utilidad moderada (0,10-0,20), "lo que sugiere que los análisis de sangre serian más útiles para diagnosticar que para descartar la fibrosis".

En las comparaciones directas de distintos tests para la fibrosis y la cirrosis, hubo poca o ninguna diferencia, pero la precisión diagnóstica fue superior con la combinación de los índices en algunos estudios.

"Los factores que afectarían el uso o la selección de los análisis sanguíneos incluyen la disponibilidad y el costo, dada la variabilidad de los tests, la cantidad pruebas necesarias y el status comercial. Se necesitan estudios que permitan evaluar los resultados virológicos y clínicos del tratamiento antiviral en los pacientes con el VHC, sin biopsia hepática, para poder definir las estrategias óptimas de análisis", sostuvo.

"Si los médicos ponen en práctica las recomendaciones de los CDC para la pesquisa universal del VHC en la cohorte de 'baby boomers', identificaremos muchos más pacientes con VHC que deberán decidir sobre el uso de la terapia antiviral", dijo Chou.

Además, se espera que un futuro cercano aparezcan más regímenes antivirales ahorradores de interferón más efectivos y orales, de modo que los pacientes que estuvieron difiriendo la terapia porque estaban preocupados por los efectos adversos del interferón pronto tomarían una decisión terapéutica.

La información sobre el estadio de la fibrosis es importante para conocer en qué pacientes podría avanzar la enfermedad o podrían surgir complicaciones asociadas con la infección viral.

"No estudiamos las evaluaciones por imágenes que también se están utilizando; algunos estudios habían probado la utilidad de las combinaciones de índices para mejorar la precisión; necesitamos estudios para evaluar cómo evolucionan los pacientes a los que no se les realizó una biopsia y están utilizando un tratamiento antiviral con respecto de aquellos a los que se les realizó una biopsia y están bajo tratamiento para orientar mejor las decisiones terapéuticas", agregó Chou.

FUENTE: Annals of Internal Medicine

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021