Estudio en niños con cáncer | 02 MAY 13

Errores con la medicación en el hogar

"Me sorprendió la cantidad", dijo la autora principal del estudio, doctora Kathleen Walsh.
Fuente: Reuters 

Por Andrew M. Seaman

NUEVA YORK (Reuters Health) - Mientras que los médicos y los enfermeros cometen errores con los medicamentos en los hospitales, un nuevo estudio muestra que esos yerros a menudo ocurren en el hogar y con efectos dañinos.
 
Un equipo identificó 72 errores en hogares de 92 niños con cáncer entre noviembre del 2007 y abril del 2011.
 
"Me sorprendió la cantidad", dijo la autora principal del estudio, doctora Kathleen Walsh, de la Facultad de Medicina de la University of Massachusetts, en Worcester.
 
El equipo de Walsh ya había hallado que los niños con cáncer que reciben terapias farmacológicas en el hogar son vulnerables a los errores: los cuidadores se saltean entre el 10 y el 40 por ciento de las quimioterapias orales.
 
Ahora, el equipo le pidió a un grupo de enfermeros que visitaran las viviendas de 92 niños con cáncer mientras sus padres o cuidadores les daban sus medicinas. Los niños eran pacientes de tres centros médicos de Estados Unidos y tenían alrededor de 7 años.
 
Cada niño recibía unos 10 fármacos en el hogar. En la mayoría de los casos, las madres eran las que administraban el tratamiento.
 
El equipo revisó información de casi 1.000 medicamentos y presenció su uso 242 veces, en las que se registraron 72 errores, incluidos cuatro que causaron daño a los niños y 40 que podían haberlo hecho.
 
Los cuatro errores que causaron complicaciones (malestar estomacal, dolor y agitación) fueron por dosis incorrectas. Y mientras que 40 podrían haber causado algún daño, algunos fueron errores bastante serios.
 
Por ejemplo, según comentó Walsh, una familia había esparcido el fármaco de quimioterapia sobre la comida de su hijo en lugar de darle la píldora. Eso, desafortunadamente, le restó efectividad al tratamiento.
 
Un grupo de médicos que revisó los errores concluyó que una mejor comunicación entre las familias y los médicos podría haber evitado un tercio de los errores.
 
Walsh adelantó que el estudio podría subestimar la frecuencia real de estos errores en los niños con cáncer, ya que el equipo registró sólo los yerros que presenció.
 
"La forma en que reunimos la información limitó de algún modo la cantidad de errores que íbamos a detectar", dijo la autora.
 
SE NECESITAN ESTUDIOS DE PREVENCIÓN
 
El doctor Christopher Landrigan, autor de un comentario sobre el estudio, dijo que se desconoce "cuál sería el mejor enfoque terapéutico fuera del hospital".
 
Landrigan, profesor asociado de medicina y pediatría de la Facultad de Medicina de Harvard, en Boston, consideró que ayudaría mejorar la comunicación entre médicos, farmacólogos y familias, además de facilitar la comprensión de la información sobre el uso de los medicamentos.
 
"Claramente, necesitamos estrategias proactivas de prevención para reducir la tasa de errores", dijo el doctor John Maris, director del Centro para la Investigación del Cáncer Pediátrico del Hospital de Niños de Filadelfia.
 
Maris, que no participó del estudio, indicó que una estrategia podría ser que los padres reciban mensajes de texto sobre las dosis correctas.
 
Para él, el nuevo estudio les recuerda a los médicos que no deben excederse en la indicación de los medicamentos.
 
"Hay muchos fármacos que utilizamos todos los días que pueden ser peligrosos si no los usamos adecuadamente", finalizó Walsh.
 
FUENTE: Pediatrics, online 
 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2020