Isquemia crítica de miembros inferiores | 21 ABR 13

Stents liberadores de fármacos previenen amputaciones

Si un paciente pierde la pierna, tiene apenas un 50 por ciento de posibilidad de sobrevivir a los cinco años.
Fuente: Reuters 

Por Fran Lowry

NUEVA YORK (Reuters Health) - El uso de stents liberadores de fármacos para tratar la isquemia crítica de miembros inferiores ayudaría a prevenir la amputación de la pierna afectada, según informó un equipo en la reunión anual de la Sociedad de Radiología Intervencionista (SIR, por su nombre en inglés), en Nueva Orleans.

"Los pacientes con isquemia crítica de miembros inferiores, que es la forma más grave de enfermedad arterial periférica, tienen pocas expectativas y muy malos resultados asociados con el rescate de la pierna afectada", dijo el autor principal, doctor Robert A. Lookstein, del Centro Médico de Mount Sinai.

Uno de cada cuatro pacientes perderá su pierna en el primer año después del diagnóstico y uno de cada cuatro morirá en el primer año.

Si un paciente pierde la pierna, tiene apenas un 50 por ciento de posibilidad de sobrevivir a los cinco años, "de modo que es una población muy enferma, que necesita mucha atención", agregó Lookstein.

Gran parte de la literatura médica respalda el uso de los stents liberadores de fármacos para tratar las arterias coronarias obstruidas. Los pacientes con isquemia crítica de miembros inferiores suelen tener obstruidas las arterias debajo de la rodilla, que tienen el mismo tamaño que las coronarias.

La angioplastia con balón fue el tratamiento de primera elección durante años, pero con elevadas tasas de restenosis y resultados clínicos "no más que modestos", agregó Lookstein.

Con su equipo, revisó de manera retrospectiva los resultados obtenidos en 107 pacientes con isquemia crítica de miembros inferiores tratados entre el 2005 y el 2012 con angioplastia transluminal percutánea (ATP) porque carecían de una vena autóloga en condiciones aceptables para realizar un bypass o tenían comorbilidades que contraindicaban esa cirugía.

"Eran pacientes muy enfermos, con comorbilidades graves, como insuficiencia renal, hipertensión, diabetes y enfermedad coronaria", detalló Lookstein. Los resultados inmediatos de la ATP fueron subóptimos.

Luego, a los pacientes se les colocaron stents liberadores de fármacos: 171 stents (106 con sirolimus, 62 con everolimus y 3 con paclitaxel) para tratar 143 lesiones angiográficas.

La tasa de éxito inicial fue del 100 por ciento; 143 lesiones presentaron menos de un 10 por ciento de estenosis después de la colocación de los stents.

A los seis meses, el 92 por ciento de los stents seguía abierto. Los controles a uno y dos años revelaron que, respectivamente, el 84 y el 70 por ciento de las arterias tratadas seguían abiertas.

Los pacientes con la forma más leve de la isquemia crítica de miembros inferiores (dolor isquémico en reposo, pérdida de tejido menor) obtuvieron los mejores resultados. En ellos, el 100 por ciento de los stents permanecieron abiertos y ninguno debió ser amputado.

"Estos resultados son muy superiores a los obtenidos históricamente con la angioplastia con balón y el bypass rivales, considerados el tratamiento de primera elección para los pacientes con isquemia crítica de miembros inferiores crónica", finalizó Lookstein.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022