Dolor somático y emociones | 15 ABR 13

Por primera vez, la RMN del cerebro detectan la 'firma' del dolor

Los científicos pudieron distinguir la incomodidad y el dolor físicos de los emocionales en un estudio.

Por primera vez, los científicos afirman que han hallado evidencia de que el dolor físico podría dejar una "firma" distintiva en el cerebro que puede ser detectada mediante IRM especializadas.

 
El estudio solo observó el dolor a corto plazo en personas sanas, pero los investigadores esperan que los hallazgos conduzcan a una mejor comprensión sobre afecciones complejas como los dolores de cabeza crónicos graves y la fibromialgia.
 
Cuando los investigadores expusieron a voluntarios sanos a un nivel doloroso de calor, esto dejó un patrón fiable de actividad cerebral que podía verse mediante una IRM funcional (IRMf), un tipo de prueba de imagen que registra los cambios en el flujo sanguíneo del cerebro.
 
La llamada "firma neurológica" pudo predecir las calificaciones subjetivas del dolor de las personas con una precisión de más del 90 por ciento, y distinguió el dolor inducido por el calor de otras sensaciones, como la calidez, e incluso del dolor emocional.
 
Los expertos afirmaron que los hallazgos, que aparecen en la edición del 11 de abril de la revista New England Journal of Medicine, dan indicios sobre una forma de medir objetivamente el dolor de las personas. Ahora mismo, esto se hace de forma subjetiva, con frecuencia haciendo que los pacientes califiquen su dolor en una escala del 1 al 10.
 
 
Pero el punto no es atrapar a los pacientes cuando mienten, enfatizó el investigador líder, Tor Wager, profesor asociado de psicología y neurociencia de la Universidad de Colorado, en Boulder.
 
"No es una prueba de detector de mentira sobre el dolor, y no se debe usar así", planteó Wager. "Cuando la gente siente dolor hay que creerle".
 
Un experto en dolor que no participó en el estudio se mostró de acuerdo, pero dijo que las medidas objetivas del dolor podrían ser útiles para la obtención de más información. "Hay ocasiones en que un paciente no se puede comunicar sobre el dolor con efectividad, por ejemplo, tras un accidente cerebrovascular", planteó el Dr. Jing Wang, profesor asistente de anestesiología del Centro Médico Langone de la NYU, en la ciudad de Nueva York.
 
En otros casos, las descripciones de los pacientes sobre su dolor podrían no ser fiables del todo, por ejemplo cuando sufren de una enfermedad mental. Tanto Wang como Wager dijeron que resultaría útil tener una forma de complementar los reportes del dolor del paciente con una medida objetiva, lo que en muchos casos podría sugerir que los pacientes sienten más dolor de lo que informan, o más dolor de lo que el médico cree.
 
"Sabemos que, actualmente, a muchas personas no se les da suficiente tratamiento para el dolor", anotó Wager.
 
Pero a los científicos les falta mucho para poder utilizar IRMf para medir el dolor, seg
 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022