Un aspecto descuidado de la atención médica | 04 MAR 13

Nutrición y balance líquido

Ahora es el momento para considerar seriamente la ingesta adecuada de líquidos y alimentos, no solo en los hospitales sino también en las internaciones domiciliarias y en la comunidad.
3
18
Autor/a: Dr. Richard Leach BMJ 2013;346:f801

 

La provisión de una nutrición e hidratación apropiadas es un sello de calidad de la atención compasiva pero suele ser descuidada en toda clase de servicios asistenciales. Este problema no es nuevo y ha sido reportado en la literatura médica durante casi cuatro décadas. Las consecuencias son clínica y financieramente costosas.

Los pacientes desnutridos tienen déficit de calorías, proteínas, vitaminas o minerales, con apreciables efectos adversos corporales. Los pacientes en riesgo son los que ingieren pocas cantidades o tienen anorexia, disfagia, enfermedad crónica o una alteración funcional, social o cognitiva. Es difícil definir adecuadamente la hidratación. Se calcula teniendo en cuenta un conjunto de indicadores clínicos (confusión, taquicardia, presión arterial, sed), análisis bioquímicos séricos (uremia, creatininemia), marcadores de perfusión tisular (diuresis, niveles de lactato) y, la densidad específica de la orina.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021