Estrategia de control de la enfermedad | 10 ENE 13

En 2012 se redujo casi 60% la mortalidad de bebés por tos convulsa

Significó que 40 niños menos murieran respecto del mismo período de 2011.
Fuente: Ministerio de Salud (Argentina) 

En 2012 la mortalidad de bebés lactantes causada por tos convulsa disminuyó 57,2%, lo que significó que 40 niños menos murieran respecto del mismo período de 2011, a partir de la estrategia de control de la enfermedad implementada por el Ministerio de Salud de la Nación. La misma, que incluye acciones para mejorar las coberturas de vacunación y medidas de bloqueo ante la aparición de casos sospechosos, incorporó desde 2012 la vacunación complementa-ria a embarazadas para proteger a los lactantes menores de 6 meses, grupo con mayor riesgo de enfermar y morir por esa causa.


“Nada nos provoca mayor alegría y satisfacción que hablar de me-nos chiquitos fallecidos por enfermedades evitables, más aún cuando hablamos de una disminución de la mortalidad mayor a 57%”, celebró el Ministro de Salud de la Nación, Juan Luis Manzur, y agregó que “la estrategia de vacunación contra la tos convulsa cuenta con el respaldo de las sociedades científicas y constituye un paso más en el cumplimiento de los objetivos trazados por la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, y que son llevar más y mejor salud a la gente”.

Manzur sostuvo que “las inmunizaciones constituyen hoy una política de Estado, destinada a proteger a los secto-res más vulnerables, a través de la cual en la última década se incorporaron 10 de las 16 vacunas que integran el Calendario Nacional de Vacunación”.

En octubre de 2011, a partir del registro de un aumento de casos de tos convulsa en el país, –en sintonía con la tendencia observada a nivel mundial– , expertos de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CONAIN) recomenda-ron a las autoridades sanitarias nacionales mejorar las coberturas de vacunación en todo el país –en especial a los 18 meses y 11 años–; reforzar las acciones de control de foco de los casos sospechosos de la enfermedad, provoca-da por la bacteria Bordetella pertussis, e implementar la vacunación de embarazadas a partir de la semana 20 de gestación para proteger a los bebés de 0 a 6 meses.

Así, desde febrero del año pasado, y por decisión del ministro Manzur, Argentina se convirtió en el primer país de Latinoamérica en vacunar a embarazadas contra la tos convulsa, con un esquema de una dosis de la vacuna triple bacteriana acelular a todas las mujeres embarazadas en la semana 20 de gestación. De este modo, las madres transfieren los anticuerpos contra la enfermedad a los bebés, quienes obtienen protección para los primeros 6 meses de vida, tiempo en el que tienen mayor riesgo de enfermar.

“Argentina es el primer país de América Latina en llevar adelante esta iniciativa dirigida a las embarazadas y por la que ya se aplicaron más de 276.000 dosis de vacunas en 2012, alcanzando casi a 40% de las embarazadas de todo el territorio nacional”, celebró Carla Vizzotti, responsable del Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles (ProNaCEI) de la cartera sanitaria nacional.

“En base al análisis epidemiológico y al consenso con las sociedades científicas y el compromiso de los equipos de salud de todos los efectores del país, hemos dado un salto enorme en la disminución de la mortalidad causada por la tos convulsa”, celebró Vizzotti.

La funcionaria sostuvo además que “Argentina tiene uno de los calendarios más completos contra la tos convul-sa”, tras detallar que la inmunización contra la enfermedad está indicada además a través de otras cuatro inmuniza-ciones gratuitas y obligatorias que integran el Calendario Nacional de Vacunación. Estas son: la quíntuple o pentava-lente (a los dos, cuatro y seis meses); la cuádruple (a los 18 meses); la triple bacteriana celular (al ingreso escolar) y la triple bacteriana acelular (a los 11 años; y una dosis tanto para personal de salud que brinda cuidados a niños menores de un año como para los convivientes de niños prematuros de menos de 1.500 gr. de peso).

La situación epidemiológica en 2012

Según datos remitidos por las provincias al ProNaCEI, hasta diciembre de 2012 fueron notificadas 30 defunciones por tos convulsa, de las cuales 76% correspondieron a menores de tres meses; mientras que en 2011, hubo 70 ni-ños fallecidos a causa de la enfermedad, 91% menores de 4 meses.

Del análisis de los casos fatales reportados durante 2012 se desprende que 40% de los mismos correspondieron al período anterior a la implementación de la estrategia de vacunación contra el tos convulsa en embarazadas.

Características de la enfermedad

La tos convulsa es una enfermedad endémica producida por la bacteria Bordetella pertussis, que se distribuye en todo el mundo, con picos de frecuencia cada dos a cinco años. Si bien la introducción de la vacuna produjo la dismi-nución de los casos, no modificó su periodicidad y actualmente se la considera una enfermedad reemergente.

En consonancia con el resurgimiento de patologías asociadas a la bacteria causante de esta enfermedad, informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que en la actualidad se producen 50 millones de casos de tos convulsa en el mundo y 350.000 personas mueren cada año.

La neumonía es la causa de la mayoría de decesos por tos convulsa, así como complicaciones menos frecuentes como convulsiones, encefalopatías, sobreinfecciones bacterianas y afecciones asociadas a los efectos de presión por la tos paroxística severa.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022