Se abren expectativas de tratamiento | 23 OCT 12

Células neuronales maduras se ‘resetean’ para originar un tumor cerebral

El glioblastoma, el tipo más común y agresivo de cáncer de cerebro, no solo tiene su origen en células gliales o en células madre, como se pensaba.

También puede surgir a partir de células neuronales completamente maduras que revierten a un estado indiferenciado y hacen proliferar el tumor dividiéndose incontroladamente. Este hallazgo, publicado esta semana en la revista Science, servirá para mejorar el tratamiento de este cáncer.

Muestra de un cerebro de ratón con glioma (verde). Imagen: Eric Bushong.

El glioblastoma es el tumor más común y maligno entre las neoplasias de la glía –las células que dan soporte a las neuronas­–. Hasta ahora se creía que estos tumores surgían a partir de células madre neurales no diferenciadas, capaces de transformarse en distintas células del sistema nervioso.

Pero, para su sorpresa, un grupo de investigadores ha encontrado en ratones que las células neuronales completamente maduras también pueden dar el disparo de inicio del glioblastoma. Son capaces de ‘resetearse’ y volver un estado indiferenciado desde el que, como si fueran células madre, hacen crecer el tumor.

Las células neuronales completamente maduras también pueden dar el disparo de inicio del glioblastoma
 
“La novedad de nuestro trabajo es que, por primera vez, demostramos que también las células cerebrales maduras pueden adquirir mutaciones y desarrollar la enfermedad”, explica a SINC Dinorah Friedmann-Morvinski, investigadora del Instituto Salk de Estudios Biológicos en California (EE UU) y autora principal del estudio.

Las células maduras necesitan volver a un estado indiferenciado, muy similar al de las células madre adultas o troncales, ya que solo así tienen la posibilidad de autorreplicarse, dividirse y diferenciarse en todos los distintos tipos de células del gliobastoma.

“Toda célula en el cerebro tiene la posibilidad de ser el origen de los gliomas –tumores cerebrales–, pero si una célula ya diferenciada es la que recibe las alteraciones genéticas, tiene primero que desdiferenciarse, reprogramarse y volver atrás en el desarrollo para así generar una unidad parecida a las células madre del cerebro. Entonces ya tendrían la capacidad de replicarse y mantener el tumor”, sostiene Friedmann-Morvinski.

El hallazgo, publicado esta semana en la revista Science, puede tener implicaciones para el tratamiento de estos tumores, ya que la mayoría de los pacientes con tumor cerebral, en este caso gliomas, son intervenidos quirúrgicamente y reciben quimioterapia para eliminar la mayor parte del tumor sólido.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022