Glaucoma | 15 OCT 12

Resultados del tratamiento de un año con implante Ahmed comparados con los del implante Baerveldt.

Informar de los resultados de un año de tratamiento del Estudio Ahmed Vs. Baerveldt
Autor/a: Dres. Panos G. Christakis, BSc, Jeffrey W. Kalenak, MD, David Zurakowski, PhD, James C. Tsai, MD,Jeffrey A. Kammer, MD, Paul J. Harasymowycz, MD, Iqbal I. K. Ahmed, MD doi:10.1016/j.ophtha.2011.05.004

En los últimos años, se registró una tendencia a utilizar válvulas de drenaje de humor acuoso en vez de trabeculectomía para tratar casos de glaucoma que no responden a tratamiento medicinal y láser. Varios estudios han mostrado que estos dispositivos tienen un índice de éxito similar al de la trabeculectomía con agentes antifibróticos. Más recientemente el estudio “Tube Versus Trabeculectomy” (Tubo versus trabeculectomía) informó que el implante Baeveldt-350 daba mejor resultado con menores complicaciones que la trabeculectomía con mitomicina C, luego de 3 años de seguimiento. En la actualidad los dispositivos más utilizados en este tipo de cirugía son la válvula Ahmed (New World Medical, Inc, California) y el implante Baerveldt (Abbott Medical Optics, Inc. California). El primero consiste en una válvula diseñada para reducir la hipotonía postoperatoria y sus complicaciones, pero tiene un alto porcentaje de encapsulación e hipertensión ocular, que requiere un régimen de medicación postoperatoria. El implante Baerveldt ha demostrado lograr una excelente reducción de presión intraocular debido a la amplia zona de filtración, pero presenta mayor riesgo de complicaciones relacionadas con la hipotonía.

Hasta hoy, todo los estudios que comparan ambos dispositivos han sido retrospectivos, no aleatorizados y comparan distintos modelos y población de estudio. Esto ha dificultado extraer conclusiones en cuanto a la seguridad y eficacia de dichos mecanismos.

El estudio Ahmed Versus Baerveldt (AVB) compara la válvula Ahmed-FP7 con el implante Baerveldt-350 en un estudio prospectivo, multicéntrico, aleatorizado con un seguimiento de 5 años después del implante.

Pacientes y métodos: Intervinieron un total de 238 pacientes, 124 en el grupo Ahmed y 114 en el grupo Baerveldt. Todos los pacientes son mayores de 18 años, con glaucoma no controlado, que no respondió a tratamiento medicinal, ni láser y se les asignó aleatoriamente implante de válvula Ahmed FP7 o Bearveldt-350, a ser seguidos durante cinco años.

Al año de seguimiento del estudio AVB, la probabilidad acumulada de fracaso fue superior en el grupo Ahmed que en el Baerveldt (43% vs 28%). Los porcentajes de fracaso observados en el estudio fueron superiores a los informados en comparaciones retrospectivas anteriores. Esto puede resultar de la PIO objetiva más exigente de ≤18mmHg que utilizamos en el presente estudio, contra < 21 a 22 mmHg utilizada en los estudios retrospectivos. Dicho objetivo se fundamenta en que consideramos que una PIO de <21mmHg no es suficiente para evitar la progresión del glaucoma en ojos ya gravemente afectados por la patología. Asimismo, puede haber incidido el hecho de que la población estudiada tenía un pronóstico bastante malo, ya que habían sido sometidos a otros tipos de tratamientos con anterioridad, sin éxito.

En cuatro estudios retrospectivos anteriores, no hubo diferencias estadísticamente significativas en cuanto al éxito de ambos tratamientos.

La razón principal de fracaso del tratamiento en ambos grupos fue la PIO elevada, que se observó en 32% de los pacientes del grupo Ahmed y 14% del grupo Baerveldt. Hubo un solo caso de hipotonía en el grupo Baerveldt. Sin embargo, hubo tres complicaciones relacionadas con hipotonía en dicho grupo y los pacientes llegaron a no percibir luz a los 6 meses del procedimiento. En el grupo Ahmed 2 pacientes tuvieron complicaciones que pusieron en riesgo la visión y en el grupo Baerveldt 4 pacientes. Cuatro pacientes de cada grupo necesitaron cirugía adicional contra glaucoma.

El éxito del procedimiento se subdividió en completo y parcial de acuerdo a la volatilidad de la PIO después de los 3 meses, uso de medicación antiglaucoma, pérdida significativa de visión o necesidad de nuevos procedimientos quirúrgicos. Al año del implante solo 17% de los pacientes del grupo Baerveldt tuvieron un resultado completamente exitoso frente a 8% en el grupo Ahmed.

Al comienzo del periodo postoperatorio (hasta el mes), el grupo Ahmed tuvo una PIO media más baja y requirió menos medicación que el grupo Baerveldt. Esto puede atribuirse a que los tubos Baerveldt aun permanecían ligados a esta altura, lo que provocó varios picos de PIO. Asimismo, el grupo Baerveldt experimentó mayor número de complicaciones graves relacionadas con hipotonía durante este período, 3 pacientes experimentaron hemorragia supracoroidal y otros 3 desprendimiento retiniano o coroidal.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022