Hábitos y reisgo cardiovascular | 20 SEP 12

Un exceso de sal podría dañar la salud de los niños

Una ingesta alta podría llevar a un aumento en la presión arterial, sobre todo entre los niños con sobrepeso.

Al igual que la mayoría de adultos de Estados Unidos, muchos niños estadounidenses consumen demasiada sal en la dieta, advierte un estudio reciente.

E igual que en los adultos, ese sodio adicional podría aumentar sus niveles de presión arterial, sobre todo entre los niños con un peso superior al normal.

"La ingesta de sodio se asocia de forma positiva con la presión arterial sistólica y el riesgo de prehipertensión e hipertensión en los niños y adolescentes de EE. UU., y esa asociación podría ser potente entre los que tienen sobrepeso o son obesos", escribieron la investigadora Quanhe Yang y colegas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.
 
La presión arterial sistólica es la cifra superior en una lectura de la presión arterial, y representa la fuerza con que la sangre sale del corazón hacia el resto del cuerpo.

Sin embargo, no todos están convencidos de que el sodio sea el único factor que aumenta la presión arterial de los niños.

"Este estudio observó un nutriente aislado. No se enfatizó la calidad de la dieta", planteó la dietista pediátrica Lauren Graf, del Hospital Pediátrico de Montefiore en la ciudad de Nueva York. "Una ingesta alta de sodio podría ser un marcador de que hay otras áreas de la dieta que no son tan sanas, y podría sugerir una ingesta baja de nutrientes que reducen la presión arterial, como el calcio, el magnesio y el potasio".

Los resultados del estudio aparecen en la edición del 17 de septiembre de la revista Pediatrics.
 
Las directrices dietarias más recientes del gobierno recomiendan que la mayoría de estadounidenses no consuman más de 2,300 miligramos de sodio al día, aunque a la mayoría de personas les iría bien con significativamente menos sodio. En general, la cantidad mínima de sodio recomendada para la mayoría de estadounidenses es de 1,500 mg al día, según las directrices.

Sin embargo, la mayoría de estadounidenses consumen bastante más que el límite recomendado de sodio cada día. Una ingesta alta de sodio y tener sobrepeso o ser obeso son factores conocidos que contribuyen a la hipertensión, según la información de respaldo del estudio.

El estudio actual incluyó datos de una muestra nacionalmente representativa de niños de EE. UU. de 2003 a 2008. El estudio incluyó a más de 6,200 niños entre los 8 y los 18 años de edad.
 
Todos los niños proveyeron información sobre la dieta en las últimas 24 horas cuando entraron al estudio, y 91 por ciento dieron información sobre sus dietas en un segundo día durante una entrevista telefónica.

Los investigadores hallaron que el niño y adolescente promedio consumían casi 3,400 mg de sodio al día. La ingesta de sodio aumentaba con la edad, y los chicos consumían más que las chicas, en promedio. El consumo de sodio fue más alto entre los blancos no hispanos que en otras razas.
 
Los niños de peso normal comían la mayor cantidad de sal, seguidos de los niños obesos y con sobrepeso. La prevalencia de sobrepeso y obesidad del estudio fue de 37 por ciento.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022