Eficacia y Tolerabilidad | 01 JUL 13

Asenapina en pacientes con manía bipolar

La asenapina es un antagonista dopaminérgico, serotoninérgico, alfa adrenérgico e histaminérgico que resulta comparable frente a la olanzapina para el tratamiento de los pacientes bipolares que cursan episodios maníacos.
Autor/a: Dres. McIntyre R, Cohen M, Panagides J y colaboradores Fuente: SIIC Bipolar Disorders 11(8):815-826, Dic 2009

Introducción y objetivos

El trastorno bipolar (TBP) es una entidad costosa en términos económicos, cuya prevalencia a lo largo de la vida oscila entre el 3% y el 5%. A pesar de la prevalencia y cronicidad elevadas, el TBP no es diagnosticado de manera adecuada. Existen diferentes antipsicóticos atípicos aprobados por la Food and Drug Administration (FDA) para la monoterapia o el tratamiento combinado con litio o divalproato en pacientes con diagnóstico de manía aguda. Si bien la mayoría de las drogas presentan limitaciones vinculadas con la tolerabilidad, en general se recomienda el empleo de antipsicóticos atípicos como agentes de primera línea para la manía bipolar.

La asenapina es una droga formulada como comprimidos sublinguales de disolución y absorción rápidas, que se encuentra aprobada para el tratamiento de los pacientes adultos con TBP tipo I que cursan episodios maníacos o mixtos, con síntomas psicóticos o sin ellos. También está aprobada para el tratamiento de los pacientes adultos esquizofrénicos. Su mecanismo de acción involucra el antagonismo dopaminérgico, serotoninérgico, alfa adrenérgico e histaminérgico. La eficacia y seguridad de la asenapina en caso de TBP I se demostró en dos¬ estudios aleatorizados, a doble ciego y controlados con placebo de 3 semanas de duración efectuados en 960 pacientes. La utilidad de la droga se objetivó mediante la Young Mania Rating Scale (YMRS) y fue similar en comparación con la utilidad de la olanzapina frente al placebo, con diferencias significativas desde el día 2 de tratamiento en ambos casos. Los eventos adversos más frecuentes de la asenapina y de la olanzapina fueron la sedación, los mareos y la somnolencia. Mientras que la asenapina provocó una mayor incidencia de síntomas extrapiramidales, la olanzapina se asoció con una frecuencia mayor de aumento ponderal clínicamente significativo. En el presente estudio se evaluaron los resultados de la fase de extensión de 9 semanas de duración de los estudios mencionados, destinada a valorar la eficacia, seguridad y tolerabilidad del tratamiento con olanzapina o asenapina. El objetivo principal fue comparar la eficacia de la asenapina frente a la de la olanzapina.

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021