Los temas destacados | 25 AGO 12

Congreso Europeo de Cardiología 2012

IntraMed le ofrece los temas centrales del congreso día a día y en su propio idioma.
Fuente: IntraMed 
Contrapulsación aórtica

Resultados negativos para el uso de balón de contrapulsación aórtica en el shock cardiogénico.

Autores: Prof Holger Thiele (Germany), University of Leipzig - Heart Center

El uso de balón de contrapulsación no mejora la tasa de mortalidad en pacientes con shock cardiogénico: estudio BIA-SHOCK II.

Hot Line II: Late Breaking Trials aplicables a las Intervenciones

Munich, Alemania - 27 de agosto de 2012: El balón de contrapulsación aórtico es actualmente el dispositivo de soporte más ampliamente utilizados en el tratamiento del shock cardiogénico y, desde su introducción en 1968, se ha utilizado en varios millones de personas. Sin embargo, todavía hay pocas pruebas de que la, uno de los más antiguos de dispositivos médicos en cardiología, sea de hecho beneficiosa para el paciente. Sólo unos pocos estudios de registro y ensayos clínicos han demostrado que el BCPA puede mejorar la presión arterial y la perfusión de las arterias coronarias.

En base a estos estudios, las directrices internacionales recomiendan el uso de un BCPA en pacientes con shock cardiogénico. Sin embargo, como algunos cardiólogos no están completamente convencidos de su eficacia, el BCPA se utiliza actualmente en sólo 25-40% de los pacientes con shock. Fue por estas razones que se diseñó el estudio BIA-SHOCK II con el objetivo de demostrar que la BCPA puede mejorar la mortalidad si se utiliza en combinación con la terapia médica óptima y la reapertura de la arteria relacionada con el infarto.

Aproximadamente el 5-10% de los pacientes después de un ataque al corazón sufren como complicación el shock cardiogénico, un choque que resulta de la incapacidad del corazón para satisfacer la demanda del cuerpo de oxígeno. En Europa, alrededor de 60-70.000 pacientes son diagnosticados de shock cardiogénico cada año. En la última década la mortalidad relacionada con el shock cardiogénico se ha reducido, principalmente por la reapertura de la arteria afectada por el infarto mediante angioplastia temprana. Sin embargo, la tasa de mortalidad en estos pacientes es todavía muy alta, con aproximadamente el 50% de mortalidad en los primeros 30 días.

El estudio BIA-SHOCK II - el ensayo más grande realizado hasta ahora en shock cardiogénico – randomizó a 600 pacientes reclutados en 37 centros en Alemania tanto a un BCPA convencional o tratamiento médico óptimo solo. La hipótesis planteada fue que la BCPA podría reducir la tasa de mortalidad a los 30 días.

Sin embargo, el estudio no encontró una reducción en la tasa de mortalidad a 30 días en el grupo con BCPA en comparación con el grupo control con tratamiento estándar. Los resultados principales se muestran en la figura adjunta, con ningún efecto a lo lardo del tiempo entre los dos grupos de estudio. También fueron evaluados varios subgrupos y tampoco en este caso hubo un beneficio claro para el uso de BCPA.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

CONTENIDOS RELACIONADOS
AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022