Lo mejor para las embarazadas con hipertensión | 26 JUN 12

Parto entre semanas 38 y 39

Menor morbilidad materna.
Fuente: Reuters 

NUEVA YORK (Reuters Health) - Las tasas más bajas de morbilidad materna en las mujeres con hipertensión gestacional se logran con la inducción del trabajo de parto en la semana 38 de gestación, mientras que la morbilidad/mortalidad neonatal más baja se alcanza con la inducción una semana después.

Por lo tanto, "la inducción del trabajo de parto entre las semanas 38 y 39 permite lograr un equilibrio entre la morbilidad/mortalidad materna y neonatal más bajas", escribe en American Journal of Obstetrics and Gynecology el equipo de la doctora Meredith O. Cruz, de la Facultad de Medicina de la University of Illinois, en Chicago.

Allí, los autores explican que las tasas más altas de complicaciones maternas se registraron con el manejo expectante de las mujeres con hipertensión gestacional o preeclampsia leve, en lugar de la inducción del trabajo de parto. Por otro lado, la inducción temprana aumenta los riesgos de morbilidad neonatal grave.

El equipo analizó datos de 228.668 partos con más de 23 semanas de gestación en 31 centros durante el período 2002-2008. La cohorte incluyó a 3.588 mujeres que habían desarrollado hipertensión gestacional a partir de la semana 36 de embarazo.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022