Menos complicaciones | 22 JUN 12

El bypass gástrico laparoscópico es más seguro

Los pacientes operados laparoscópicamente abandonan el hospital antes y con costos algo más bajos.
Fuente: Reuters 

Por Genevra Pittman

NUEVA YORK (Reuters Health) - La cirugía mínimamente invasiva para adelgazar es más segura que la intervención abierta, ya que los pacientes tienen menos complicaciones, según revela un estudio sobre más de 150.000 personas con un bypass gástrico en Estados Unidos.

Además, el equipo de la Stanford University, en California, halló que los pacientes operados laparoscópicamente abandonan el hospital antes y con costos algo más bajos que aquellos operados con la técnica abierta.

"Desde la perspectiva del cirujano, la posibilidad de ver (durante) la cirugía mejora cuando se realiza laparoscópicamente", dijo la doctora Anita Courcoulas, profesora y cirujana especializada en estas técnicas del Centro Médico de la University of Pittsburgh, que no participó del estudio.

"Desde el punto de vista de los pacientes, sienten mucho menos dolor, pueden caminar, moverse y retomar antes a las actividades cotidianas", agregó.

Los resultados respaldan estudios previos que habían sugerido que el procedimiento menos invasivo es más seguro, y son "importantes" porque reflejan las complicaciones y la mortalidad en el país, según agregó Courcoulas.

El equipo del doctor John Morton analizó información de las cirugías para adelgazar realizadas anualmente en 1.000 hospitales estadounidenses entre el 2005 y el 2007, y que formaban parte de la Muestra Nacional de Internaciones.

Ese registro incluía 41.000 bypass gástricos con técnica abierta y 115.000 cirugías con técnica laparoscópica.

Los autores hallaron que el 19 por ciento de los pacientes operados con la técnica abierta habían tenido por lo menos una complicación, como neumonía o necesitar una transfusión, comparado con un 12 por ciento de aquellos tratados con la técnica menos invasiva.

Uno de cada 500 obesos operados con la técnica abierta murió durante o inmediatamente después del procedimiento, comparado con uno de cada 1.000 pacientes tratados laparoscópicamente.

Además, las personas tratadas con la técnica abierta tuvieron también internaciones más prolongadas (3,5 versus 2,4 días), publica el equipo en Archives of Surgery. Y esas intervenciones fueron algo más costosas que las laparoscópicas: 35.000 versus menos de 33.000 dólares.

El registro carecía de información sobre las complicaciones en el largo plazo o cómo los pacientes con sobrepeso llegaban a la cirugía.

"Los pacientes que se someterán a una cirugía para adelgazar, en especial el bypass gástrico, deberían conversar con el cirujano sobre el enfoque a utilizar. La técnica laparoscópica debería ser de el enfoque de primera elección si fuera posible", concluyó Courcoulas.

"Cada vez hay más consenso para sugerir primero el uso de la técnica laparoscópica", dijo Morton, autor principal del estudio, que comentó que cerca del 90 por ciento de los bypass gástricos se realiza con laparoscopía.

En otro estudio publicado en la misma revista, los autores hallaron seis investigaciones sobre unas 16.000 personas a las que se les había extirpado el apéndice laparoscópicamente.

Los resultados revelaron que las cirugías también tuvieron menos complicaciones y muertes, e internaciones más breves, que las operaciones abiertas.

FUENTE: Archives of Surgery, 18 de junio del 2012

 

Comentarios

Usted debe ingresar al sitio con su cuenta de usuario IntraMed para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión. Si ya tiene una cuenta IntraMed o desea registrase, ingrese aquí

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2020