Día Mundial Sin Tabaco | 31 MAY 12

La epidemia del tabaquismo preocupa en la Argentina

En el marco del Día Mundial Sin Tabaco, diversos especialistas hicieron incapié en los riesgos cardivasculares y las sustancias cancerigenas del cigarrillo.

Por Víctor Ingrassia

En el marco del Día Mundial Sin Tabaco que se celebra hoy, la Argentina tiene varios "pendientes" en torno a la falta de ratificación del principal tratado internacional sobre control de tabaco, que entró en vigencia en 2005, y también a la implementación de los espacios libres de humo que no son respetados.

Además de estas restricciones impusta por la nueva ley sancionada en 2011, la celebración de este día tiene como objetivo primordial el señalar los riesgos que genera el tabaco en la salud y fomentar así políticas eficaces para la reducción de su consumo.

El tema del día mundial sin tabaco 2012 es: "Interferencia de la industria tabacalera", la campaña trata la necesidad de implementar estrategias efectivas para contrarrestar, los intentos de la industria tabacalera, para obstaculizar la firma/ratificación y/o implementación del Convenio Marco para el control del tabaco de la OMS en los diferentes países.

Los logros alcanzados por el llamado Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) -que fue aprobado por la Asamblea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2003 y entró en vigencia en 2005- fueron destacados por la OMS para conmemorar el Día Mundial Sin Tabaco.

Si bien 172 países, más la Unión Europea, ratificaron el Convenio, aún falta que una veintena de naciones que la firmaron, la implementen por la vía legislativa. Tal es el caso de la Argentina, que firmó el tratado en 2003 pero, nueve años más tarde, es el único país de Sudamérica que aún no lo ha ratificado.

Efectos letales

La Asamblea Mundial de la Salud, instituyó el día mundial sin tabaco en 1987 para llamar la atención hacia la epidemia del tabaquismo y sus efectos letales: Según la OMS, el tabaco es la segunda causa mundial de mortalidad después de la Hipertensión Arterial y es responsable de la muerte de 1 de cada 10 adultos. De los 5 factores de riesgo más importante de mortalidad, el tabaquismo es la causa de muerte más prevenible.

Así, la epidemia del tabaquismo mata cada año, a casi 6 millones de personas y más de 600.000 muertes anuales ocurren en personas no fumadoras, pero expuestas al humo del tabaco, llamadas también fumadores pasivos. De seguir esta tendencia para el 2030 la cifra aumentara a 8 millones anuales.

Asimismo el tabaquismo está asociado con el 90% de las muertes por cáncer de pulmón, el tipo de cáncer más frecuente en todo el mundo, que ocasiona la muerte de más de 1,1 millones de personas cada año y es diagnosticado en cerca de 1,3 millones de personas anualmente. En la Argentina, la incidencia es de aproximadamente 9800 nuevos casos por año y la mortalidad de algo más de 8000 personas.

 Una adicción compleja 

El tabaquismo también impacta en el 51% de las muertes cardiovasculares y un 25% a muertes perinatales (debido a que la madre fuma). En el caso de la salud cardiovascular el riesgo de ataque cardíaco de los fumadores es más del doble de aquellos que no son fumadores, informó la doctora María Rostan, Médica Cardióloga y especialista en Tabaquismo del Instituto Cardiovascular del ICBA.

"La prevención a través de la información y advertencia a toda la población no fumadora y la posibilidad y facilidad del alcance del tratamiento para los fumadores, debe ser una prioridad para el sistema de salud. Ya que no solo el tabaquismo activo sino el pasivo son nocivos. Y dentro de éste último, el humo de segunda mano (compuesto por dos tipos de humo generado por la combustión del cigarrillo: humo de corriente secundaria que se desprende del extremo del cigarrillo/cigarro/pipa y el humo de corriente principal que es el exhalado por el fumador), así también como el humo de tercera mano o humo de tabaco residual (que son aquellas partículas que quedan impregnadas en las superficies, polvo, piel, pelo etc.), generan graves problemas a la salud", completó la especialista.

"En los talleres para dejar de fumar del ICBA observamos que la probabilidad de que un fumador deje de fumar es mucho mayor cuando es guiado por un programa, que en el caso de que lo intente por sus propios medios", reconoce la Dra. Rostan.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022