Epidemiología | 24 SEP 12

Cambios en la epidemiología de la miastenia gravis

Las características epidemiológicas de la miastenia gravis no timomatosa se modificaron con el tiempo; esto se debería al efecto de factores vinculados con el entorno, no identificados hasta el momento.
Autor/a: Dres. Casetta I, Groppo E, Granieri E y colaboradores Fuente: Myasthenia gravis: a changing pattern of incidence Journal of Neurology 257(12):2015-2019, Dic 2010

Introducción y objetivos

La incidencia de miastenia gravis (MG) aumentó como resultado de una mejoría del nivel de sospecha respecto de la enfermedad, de su diagnóstico y de la recopilación de casos. Este aumento también tuvo lugar en la población de ancianos, lo cual podría corresponderse con la subestimación previa de la posibilidad de MG de inicio tardío o el aumento real de la aparición de casos de inicio tardío. El presente estudio poblacional se llevó a cabo en la provincia de Ferrara, ubicada en el nordeste de Italia, durante el período comprendido entre 1985 y 2007. El objetivo fue evaluar la incidencia de MG en la comunidad.

Pacientes y métodos

Los casos de MG tuvieron lugar en pacientes incluidos en los archivos de servicios de neurología y neurofisiología, pediatría, cirugía torácica, oftalmología, medicina interna y terapia intensiva de entidades públicas y privadas. Además, se evaluaron los diagnósticos de alta hospitalaria de acuerdo con los criterios incluidos en la novena revisión de la Clasificación Internacional de las Enfermedades (CIE-9) y realizaron una detección sistemática de las prescripciones de inhibidores de la acetilcolinesterasa.

Como resultado de la información evaluada se identificaron 197 casos correspondientes a pacientes cuyo cuadro había comenzado en la provincia de Ferrara entre 1985 y 2007. El diagnóstico de MG se llevó a cabo según los hallazgos clínicos y electrofisiológicos. La presencia de anticuerpos contra los receptores de acetilcolina (anti-AchR) se consideró confirmatoria para el diagnóstico, en tanto que su ausencia no fue suficiente para descartarlo. Un neurólogo monitorizó los pacientes incluidos. En todos los casos se recabó información sobre las características demográficas y clínicas de los pacientes y los resultados de las pruebas diagnósticas llevadas a cabo.

Resultados

Se detectaron 197 casos nuevos de MG en el área considerada durante el período estudiado: 83 hombres y 114 mujeres, que se correspondieron con una incidencia anual media de 24 por cada millón de individuos. El índice ajustado a la población europea fue 18 por millón. La incidencia de MG ajustada según la edad en los períodos 1985-1990, 1991-1996, 1997-2002 y durante los últimos 5 años de estudio fue 14, 29, 17 y 13 por millón, respectivamente. En 38 casos la MG se asoció con la presencia de un timoma, que se correspondió con una incidencia anual de 4.3 y 5.3 por millón para los hombres y las mujeres, respectivamente. Se observó aumento de la incidencia de MG de inicio tardío, en tanto que la frecuencia de casos de inicio temprano fue decreciente. La consideración exclusiva de la MG asociada con el timoma no resultó en una variación significativa de la incidencia a medida que transcurrió el tiempo. La media de edad de inicio de la MG aumentó a medida que transcurrió el tiempo. En cuanto a la gravedad de la MG antes del tratamiento, el 51.3%, el 25.4%, el 18.8%, el 3.5% y el 1% de los casos se correspondieron, respectivamente, con las clases I, II, III, IV y V definidas por la Myasthenia Gravis Foundation of America. No se hallaron diferencias entre los períodos considerados en cuanto a la proporción de pacientes con un cuadro clínico de gravedad máxima (clase I) o menor. En el 87% de los pacientes se detectaron anticuerpos anti-AchR. Este parámetro tampoco difirió según el período de estudio considerado.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2021