Impacto de variaciones mínimas en la captura de datos y definición de los criterios | 21 MAY 12

Definiciones de sepsis, sepsis grave y shock séptico

Estudio prospectivo observacional en una UCI holandesa de un hospital terciario entre enero-2009 y octubre-2010.

Artículo original: Classification of sepsis, severe sepsis and septic shock: the impact of minor variations in data capture and definition of SIRS criteria. Klein Klouwenberg PM, Ong DS, Bonten MJ, Cremer OL.Intensive Care Med 2012; 38(5): 811-819. [Resumen] [Artículos relacionados]

Introducción:

Desde la Conferencia de Consenso de definiciones de sepsis [1], ratificadas con leves precisiones posteriormente [2], se han aceptado universalmente estos criterios en la práctica clínica y como criterios clave para incluir pacientes en los ensayos clínicos (EC) de sepsis. Sin embargo, aunque estas definiciones son útiles para detectar potenciales pacientes sépticos por utilizar criterios muy sensibles, son poco específicas.

Además, no se estableció cuánto tiempo debe presentar un paciente cada uno de los criterios (la taquicardia, la taquipnea o la fiebre/hipotermia) para considerarlo válido, lo que puede hacer que en hospitales con sistemas automatizados de toma de constantes, la prevalencia del síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SRIS)/sepsis parezca muy distinta a la de otros centros sin estos sistemas, sin diferir realmente. Por otro lado, algunos pacientes con claros cuadros de sepsis grave nunca llegan a cumplir criterios de SRIS, poniendo de manifiesto la debilidad de estas definiciones. El estudio aquí presentado analiza la variación en la incidencia de estos síndromes dependiendo del modo de toma de datos.

Resumen:

Estudio prospectivo observacional en una UCI holandesa de un hospital terciario entre enero-2009 y octubre-2010. Incluyen 1.072 pacientes consecutivos. Analizan la variación en la incidencia de sepsis según se use un método automatizado o manual en la recogida de datos y las variaciones en el número de criterios de SRIS, concurrencia de dichos criterios y duración de los valores anormales requeridos para hacer un diagnóstico concreto.

La incidencia de SRIS varió del 49% (abordaje más restrictivo) al 99% (más liberal). Consecuentemente la incidencia de sepsis, sepsis grave y shock séptico varió del 22 al 31%, del 6 al 27% y del 4 al 9% respectivamente.

En los pacientes sin infección del 39 al 98% tenían SRIS mientras que entre 17 y 6% de los pacientes sin SRIS tenían infección.

Concluyen que la incidencia de sepsis depende, en gran medida, de variaciones mínimas en la definición de SRIS y del modo de recoger los datos por lo que los criterios de consenso actuales no garantizan el reclutamiento uniforme de los pacientes en los EC de sepsis.

Comentario:

Una potencial causa de los fracasos de los EC en sepsis es la heterogeneidad de los pacientes incluidos [3]. Este estudio explica, con sencillez, que el propio modo de recogida de los criterios de SRIS, pieza clave en la definición de sepsis, puede ser otra fuente de heterogeneidad.

Posiblemente sea ya momento de utilizar criterios más específicos de infección, incorporando biomarcadores [4] o técnicas rápidas de identificación microbiológica [5], para incluir pacientes homogéneos en los EC que permita encontrar terapias útiles para pacientes concretos.

Fernando Martínez Sagasti / Hospital Clínico San Carlos, Madrid. / © REMI, http://medicina-intensiva.com. Mayo 2012.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022