Neurociencias / Avance de científicos argentinos | 11 ABR 12

Hallan un marcador temprano del Parkinson

Cómo interactúan entre sí los circuitos cerebrales del movimiento y el lenguaje.

Por Nora Bär

Una premisa para prevenir o paliar los efectos de patologías degenerativas que aún no tienen cura es diagnosticarlas lo antes posible. Sin embargo, a veces no es sencillo: se sabe, por ejemplo, que el temblor y la rigidez, síntomas característicos del segundo trastorno neurodegenerativo por su frecuencia, el mal de Parkinson, sólo se advierten cuando los pacientes ya perdieron alrededor del 80% de las neuronas de la sustancia nigra del cerebro.

Sin embargo, un grupo de investigadores argentinos puede haber dado con una clave que permitiría detectar la condición cuando las personas todavía no exhiben trastornos motores gruesos o deterioro cognitivo: estudiando cómo interactúan entre sí los circuitos cerebrales del movimiento y el lenguaje, descubrieron que en estos pacientes el "diálogo" entre ambos parece estar interrumpido. El trabajo acaba de publicarse en la revista Cortex .

"Lo que vimos es que hay un ciclo circular entre lo que percibimos y lo que entendemos -explica el psicólogo y neurocientífico sanjuanino Agustín Ibáñez, director del laboratorio de psicología experimental y neurociencias (LPEN, http://laboraineco.wordpress.com ) del Instituto de Neurología Cognitiva (Ineco)-. Cuando uno escucha una frase con un verbo de movimiento, no sólo se activan las áreas del lenguaje y el movimiento en la corteza cerebral, sino que establecen una conversación cruzada: la preparación para el movimiento afecta el procesamiento del lenguaje, y el procesamiento del lenguaje afecta la actividad de las áreas relacionadas con el movimiento. Pero en pacientes con Parkinson temprano, este diálogo cruzado ya no se establece. Esta deficiencia cognitiva podría ser un marcador temprano de la enfermedad."

Para llegar a estas conclusiones, el propio Ibáñez y Felipe Cardona (ambos primeros autores) junto con colegas de Ineco (Dos Santos, Blenkmann, Roca, Nerguizian, Amoruso, Gómez-Arévalo, Chade, Dubrovsky, Gershanik y Manes); Pia Aravena, de la Universidad de Lyon, Silvia Kochen, jefa de la Unidad de Epilepsia del Hospital Ramos Mejía, Arthur Glenberg, de la Universidad de Wisconsin, y Tristán Bekinschtein, de la Unidad de Ciencias Cognitivas de la Universidad de Cambridge, aprovecharon una oportunidad única en las neurociencias: registraron en vivo y en directo la actividad cerebral de pacientes con epilepsia refractaria, a los que se les habían colocado electrodos en la corteza cerebral para prepararlos para una cirugía en la que les removerían un pequeño trozo del tejido que les causaba los ataques.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022