Constituyen una amenaza | 10 ABR 12

Errores de dosificación, una amenaza para los pacientes pediátricos

"No me sorprende haber hallado esa cantidad de errores de dosificación porque los pacientes pediátricos están especialmente expuestos a ese riesgo".
Fuente: Reuters 

Por Will Boggs

NUEVA YORK (Reuters Health) - El uso de medicamentos en dosis 10 veces mayores o menores que las indicadas es una amenaza para los pacientes pediátricos.

"Dado que las tasas que citamos son de informes voluntarios y anónimos, a diferencia de las cifras vigentes de errores médicos, es difícil determinar cuál es la incidencia real", dijo el doctor Conor McDonnell, del Hospital para Niños Enfermos de Toronto, en Canadá.

"Aun así, no me sorprende haber hallado esa cantidad de errores de dosificación porque los pacientes pediátricos están especialmente expuestos a ese riesgo", agregó.

Las grandes variaciones en edad, peso, dosis y prácticas no autorizadas favorecen la comisión de esos errores, aunque pocos estudios habían tratado de identificarlas.

Los doctores McDonnell y Catherine Doherty analizaron los errores de dosificación que habían identificado informes voluntarios durante cinco años para determinar con qué clases de fármacos ocurrían con más frecuencia y en qué circunstancias esos yerros.

En el período 2004-2009, se registraron 252 errores con las dosis (178 sobredosis y 74 subdosis) de 6.643 informes sobre seguridad asociada con el uso de medicamentos, lo que revela una tendencia ascendente. La tasa promedio fue de 0,062 cada 100 paciente por día.

Los errores más comunes ocurrieron con la indicación y la administración de los fármacos. Sólo 123 de los 252 errores se detectaron antes de que afectaran al paciente.

Los analgésicos opioides fueron la clase farmacológica con la que más errores se cometieron (el 18 por ciento de todos los errores de dosificación), mientras que la morfina fue el medicamento de uso único con más errores (el 11 por ciento de todos los errores), seguida de los antimicrobianos y, en tercer lugar, los anticoagulantes (exclusivamente la heparina).

Para esas tres clases de medicamentos, el origen más frecuente del error estuvo en el cálculo de las dosis (44 casos) y la programación incorrecta del dispositivo de administración (22 casos). La eliminación de las alarmas y los límites sugeridos permitió que se cometieran 25 de esos errores.

 

Comentarios

Para ver los comentarios de sus colegas o para expresar su opinión debe ingresar con su cuenta de IntraMed.

AAIP RNBD
Términos y condiciones de uso | Todos los derechos reservados | Copyright 1997-2022